Hace unos años prácticamente todo se canalizaba en un ordenador conectado por cable al router. Hoy en día podemos decir que la mayoría de conexiones a Internet se producen de forma inalámbrica y ahora el Wi-Fi 6 ya está aquí de forma oficial.  La Wi-Fi Alliance (la máxima entidad certificadora de la conexión Wi-Fi) desveló el logo oficial que llevarán los dispositivos certificados con esta conectividad del futuro.

El Wi-Fi 6 se trata de un estándar de transmisión inalámbrica desarrollado por la IEEE Standards Association, anteriormente conocido como Wi-Fi 802.11ax, pero recientemente la Wi-Fi Alliance decidió cambiar las numeraciones de las versiones por un método más legible.

Los iPhone 11 son un ejemplo de dispositivos que ya cuentan con la capacidad para conectarse a redes Wi-Fi 6. Sin embargo, será necesario por parte de los operadores ofrecer nuevos routers, por lo que se prevé que en los próximos años seguiremos usando la misma tecnología, y sólo en las nuevas instalaciones se ofrecerá un router con WiFi 6. Si un dispositivo cuenta con conectividad Wi-Fi 6 también podrá conectarse a redes bajo una versión anterior, aunque en este caso no aprovecharía las novedades de la última versión.

Cada vez más y más dispositivos -y routers- incluirán la conectividad Wi-Fi 6, alcanzando para el año 2024 la mitad del equipamiento.

Entre las mejoras de esta nueva tecnología se encuentran:

  • Wi-Fi 6  es un 40% más rápida que la versión anterior, al menos en condiciones ideales, pasará de 6.9 gbps hasta alcanzar los 9.6 gbps.
  • La latencia o ping se reduce en torno al 75%.
  • Wi-Fi 6 puede operar tanto en la frecuencia de los 2,4 GHz como en la de los 5 GHz, a diferencia de la Wi-Fi 5 que lo hacía de forma exclusiva en los 5 Ghz.
  • Un router Wi-Fi 6 puede enviar y recibir datos a varios a varios dispositivos a la vez más rápido, en lugar de tener que ir uno a uno formando una cola.
  • Ahorro batería del celular, con la nueva opción de tiempo de activación, Target Wake Time, que permite a la estación cliente programar con qué frecuencia un punto de acceso (AP) puede contactarlo.

Si hablamos de datos reales, más allá de los teóricos, podemos decir que el Wi-Fi 6 será aproximadamente un 30% más rápido que su antecesor. Esto dependerá lógicamente de algunas circunstancias y del tipo de dispositivo. Habrá que esperar aún un tiempo a que este estándar esté más y más presente en nuestro día a día, pero ya es una realidad que encontremos dispositivos con la etiqueta típica donde se refleja que es compatible con Wi-Fi 6. 

Publicidad