Alrededor del mundo se intenta probar la eficacia del olfato de los perros para detectar la Covid-19 en personas contagiadas. Por medio del entrenamiento canino, científicos han logrado grandes avances en la detección del virus sin necesidad de una prueba PCR o de antígenos. No obstante, estos descubrimientos no están lo suficientemente demostrados como para aplicar este método de detección a gran escala.

Los humanos han aprovechado el sentido del olfato superior de los caninos durante décadas. La nariz de los perros tiene 300 millones de receptores olfativos, en comparación con los 5 millones o 6 millones de humanos. Los científicos también han entrenado a los perros para detectar algunos tipos de cáncer y malaria, aunque los animales no se utilizan rutinariamente para este propósito.

Te puede interesar: Esta app será el ‘pasaporte libre de COVID’ que necesitarás para viajar próximamente 

Quienes han decidido investigar sobre el tema sugieren, los perros pueden ayudar a controlar la pandemia por su habilidad de reconocer aromas entre miles de personas en poco tiempo. Esto podría utilizarse en espacios de alta congregación como aeropuertos o estadios, donde la posibilidad de contagio es muy alta. Además, reduciría la necesidad de tomar miles de pruebas entre candidatos sin síntomas o simplemente sin la infección.

Sin embargo, la efectividad de este método de detección no ha sido avalada por autoridades científicas, debido al poco tamaño de la población utilizada en los experimentos. Aún así, la comunidad científica señala los resultados preliminares como intrigantes y prometedores; mas es necesario ampliar la calidad de los estudios y probar la viabilidad de entrenar a estos animales para detectar el virus.

“Nadie está diciendo que ellos puedan reemplazar las pruebas PCR, pero pueden ser de gran ayuda”, dijo al respecto Holger Volk, neurólogo veterinario en la escuela de Medicina Veterinaria de Hanover, Alemania. Otros científicos dedicados al entrenamiento del olfato canino han mostrado su interés en la Covid-19 desde el inicio de la pandemia. Generalmente han entrenado a sus caninos para reacción cuando detectan signos de infección al oler muestras, normalmente de sudor, en recipientes esterilizados.

Este recurso ha sido probado en aeropuertos de los Emiratos Arabes Unidos, Finlandia y Líbano para detectar la Covid-19 en muestras de sudor de los pasajeros. Datos presentados durante el taller en línea International K9 Team, confirmaron, perros en Finlandia y Líbano identificaron casos días antes de los resultados en pruebas convencionales, indicio de una detección anterior a la infección antes de presentar síntomas. Dicho evento, celebrado el 3 de noviembre de 2020, reunió a diversos grupos de trabajo con el objetivo de compartir resultados y mejorar la replicabilidad y coordinación de los experimentos.

James Logan, investigador de enfermedades en la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, quien entrena actualmente perros para detectar Covid-19 afirmó: “Los grupos necesitan aumentar sus tamaños de muestra antes de que la comunidad científica pueda evaluar cuán útiles podrían ser los perros. Es importante no salir temprano con severas críticas y pocos datos de prueba”.

Publicidad