Un estudio publicado en la revista Nature, reveló que las aguas saladas que permanecen en la parte baja de la superficie de Marte, podrían tener oxígeno suficiente para albergar vida como microbios y esponjas.

La investigación, realizada por la NASA en coordinación con el Instituto de Tecnología de Pasadena, es enfática en señalar que el oxígeno en Marte es muy escaso, contrastado con la Tierra, donde la vida evolucionó gracias a los altos niveles de oxígeno en la zona.

Los expertos señalaron que en Marte el oxígeno solo está presente en pequeñas cantidades por lo que era muy complicado hablar de vida como la conocemos en él por esta razón.

Tras diversos estudios, los expertos calcularon que un 6.5 por ciento de Marte, por debajo o sobre la superficie de su territorio, contiene niveles de oxígeno muy parecidos a los que permiten tener vida en la Tierra por lo que en esas condiciones la existencia de microbios y bacterias sería muy probable.

Además de este descubrimiento, las conclusiones del estudio revelarán también la manera en la que se formaron las rocas oxidadas detectadas en las exploraciones de ese planeta.

Con información de EFE

Publicidad