México.- Actualmente, los tratamientos contra el cáncer de mama van más allá de la aplicación de quimioterapias y prueba de ello es la medicina personalizada, basada en la genética del tumor, que es más efectiva para que una mujer supere el padecimiento y sea una sobreviviente.

Las terapias dirigidas son fármacos que bloquean el crecimiento y la diseminación del cáncer al interferir en moléculas específicas o blancos moleculares que participan en el avance y la diseminación del cáncer, también se les conoce como terapias dirigidas molecularmente o medicina de precisión.

El doctor Horacio Astudillo de la Vega explicó que normalmente cuando se diagnostica un tumor, se extirpa mediante cirugía y éste puede reducirse con quimioterapias para evitar recaídas, sin embargo, ahora hay innovaciones en tratamientos médicos que dan una mayor esperanza a las mujeres.

El especialista ha profundizado en el estudio del cáncer desde una aproximación de la biología molecular y del genoma a través del esquema de la medicina personalizada que posibilita tratamientos metabólicos que potencian los efectos curativos de la quimioterapia y radioterapia.

A través de un comunicado, explicó que el primer paso es un estudio molecular del tumor, para precisar sus características. “En la actualidad, no se debería tratar ya a una paciente sin antes saber la clasificación de su tumor”, indicó.

Tras señalar que el diagnóstico se ha convertido en una de las partes fundamentales, ya que de él depende dar el mejor tratamiento en cada caso, planteó que todas las pacientes deberían tener acceso a pruebas genómicas mediante la biología molecular.

Astudillo Vega, dijo que además de la medicina personalizada, hay nuevas drogas o “terapias blanco”, mismas que han logrado aumentar la supervivencia al adentrarse en los mecanismos moleculares del cáncer.

Publicidad