Una cuenta de Gmail o de Facebook es mucho más valiosa para un ciberdelincuente que una tarjeta de crédito, según se desprende del Índice de precios de la ‘dark web’ 2021, publicado recientemente por el portal Privacy Affairs.

En lo que se refiere a datos bancarios, algunas de las opciones están disponibles a precios que oscilan entre 20 y 40 dólares. Por ejemplo, por una tarjeta Mastercard clonada con su código PIN y una tarjeta VISA, también con el código, solo cuestan 25 dólares cada una, mientras que por una American Express se pagan 35 dólares.

Por otro lado, una tarjeta estadounidense con el código CVV tan solo cuesta 17 dólares, mientras que una tarjeta española o japonesa con este tipo de código vale 40 dólares. Otras fórmulas son algo más caras, como, por ejemplo, la tarjeta de crédito con un saldo de cuenta garantizado de hasta 5.000 dólares, que le costaría al comprador 240 dólares.

Te puede interesar: El róver Curiosity de la NASA capta nubes inusuales en Marte que “brillan por la noche”

Por 30 dólares es posible comprar una cuenta pirateada de PayPal con un mínimo de 100 dólares, alcanzándose los 120 dólares para una cuenta con un mínimo de 1.000 dólares, entre otros datos.

Los precios suben en el caso de las cuentas criptográficas: una cuenta verificada en la plataforma Crypto.com costaría 300 dólares; una de Coinbase 610, y una cuenta verificada de Kraken alcanza los 810.

Quizá sorprenda más que el precio de una cuenta de Gmail o de Facebook sea más alto que el de la mayoría de las tarjetas bancarias. De hecho, la de Gmail es la más cara de todas las redes sociales o de servicios de mensajería, costando 80 dólares en la ‘dark web’. Mientras tanto, una cuenta de Facebook vale 65 dólares, la de Instagram cuesta 45 y la de Twitter se paga a 35.
Desde los seguidores hasta los pasaportes

En general, el desglose da a entender la variedad de opciones disponibles en el Internet oscuro, desde seguidores y ‘me gusta’ en Instagram o retuits hasta documentos falsos de diferentes países, pasando por suscripciones a Netflix, cuentas de Kaspersky y otros datos.

El sitio recuerda que el 2020 ha sido “uno de los peores años” en términos de ataques cibernéticos, que afectaron a grandes corporaciones y organizaciones como la NASA, McDonald’s, Visa, MasterCard, Microsoft, T-Mobile, Lockheed Martin, o Google, e incluso a las empresas de ciberseguridad FireEye y SolarWinds.

Publicidad