Microsoft presentó un servicio de suscripción con programas y herramientas de Office adicionales, como parte de un esfuerzo por cambiar a más clientes a planes de pago continuos que brinden un flujo de ingresos constante.

Microsoft 365 Personal y Family comenzará a implementarse el 21 de abril a 6.99 dólares al mes para una persona y 9.99 para la edición familiar, que incluye seis usuarios. Ese es el mismo precio que los productos anteriores de Office 365, que tienen más de 37 millones de suscriptores, dijo Yusuf Mehdi, vicepresidente de Microsoft.

La firma agrega servicios como Microsoft Editor, un programa impulsado por inteligencia artificial para Word, correo electrónico de Outlook y el navegador web que ofrece sugerencias sobre cómo hacer la escritura sea más concisa, inclusiva y con mejor gramática.

También hay un entrenador de presentaciones para PowerPoint que permite a los usuarios practicar frente a sus computadoras portátiles o teléfonos: la aplicación señalará, por ejemplo, si los presentadores se alejan de su audiencia con frecuencia o recurren a muletillas como “ummm”.

Excel obtendrá un nuevo servicio para rastrear y analizar los gastos personales a través de una asociación con Plaid Technologies que permite importar datos de cuentas bancarias.

Microsoft está tratando de cambiar a más usuarios corporativos y personales a suscripciones continúas entregadas a través de la nube y eliminar la necesidad de persuadirlos de actualizar a un nuevo software cada cierto tiempo.

Como parte del paquete, una nueva aplicación de control parental permite a los usuarios rastrear lo que los niños están haciendo en una variedad de dispositivos y establecer límites de actividad en dispositivos Windows 10, Xbox y dispositivos Android. El iOS de Apple se agregará en el futuro, dijo Mehdi.

Los clientes también pueden configurar en los dispositivos áreas de geofencing (límites virtuales en áreas geográficas) que activan una alerta, por ejemplo, si un niño deja la escuela en un momento inesperado. Un menor puede apagar los controles, lo que también alertaría a los padres.

“Realmente depende de padres y niños dialogar sobre si estas funciones se activan o no”, dijo Mehdi. “Solo estamos tratando de proporcionar las herramientas. Queremos respetar la privacidad de las personas”.

La compañía también ofrece su servicio de conferencia y mensajería corporativa Teams, que se utiliza cada vez más a medida que los empleados trabajan desde casa durante el brote de COVID-19.

Publicidad