Científicos de la Universidad de Cambridge y el Instituto Europeo de Bioinformática de EMBL encontraron en el ADN de las biopsias de tejido tomadas a pacientes con esófago de Barrett un factor de riesgo que podría desencadenar en cáncer de esófago. Los investigadores pudieron predecir a través de un algoritmo dicha enfermedad.

Las pruebas realizadas a 88 pacientes con esófago de Barrett demostraron que son más susceptibles a contraer cáncer de esófago. El esófago de Barrett es una enfermedad donde las células de la cubierta del estómago cambian de forma y pueden tener un crecimiento anormal. Estos cambios celulares son provocados por el ácido y reflujo de la bilis cuando los jugos gástricos del estómago vuelven a subir por el tubo digestivo.

Te puede interesar: Científicos de la Universidad de Florida buscan tratar el Parkinson con fototerapia

Rebecca Fitzgerald de la Unidad de Cáncer MRC de la Universidad de Cambridge afirmó: “Los diagnósticos tempranos de cáncer (en general) son una de las mejores estrategias a fin de mejorar la supervivencia del paciente y aminorar los efectos secundarios de los tratamientos”. Además, agregó que para identificar a los pacientes con mayor riesgo se necesita reaccionar en una etapa muy temprana y después de identificarlo correctamente, buscar un tratamiento adecuado para cada doliente.

De igual manera, los científicos de la Universidad de Cambridge utilizaron la secuencia del genoma completo para analizar más de 777 muestras y compararon su ADN con las muestras de control recolectadas durante la vigilancia clínica del esófago de Barrett, donde buscaban diferencias en la composición del ADN entre los pacientes a fin de clasificar a las personas que dieron positivo.

Además, los investigadores mostraron que los pacientes que desarrollaron cáncer tendían a tener un mayor número de alteraciones en el número de copias en el ADN y debido a la complejidad de tales alteraciones, utilizaron esta información para desarrollar un modelo predictivo donde se pudiera predecir si un paciente tenía un riesgo alto o bajo de cáncer a partir de una pequeña muestra de biopsia tomada previamente.

La doctora Sarah Killcoyne de la Unidad de Cáncer MRC de la Universidad de Cambridge y coautora del experimento dijo a la revista Science que la investigación mostró la eficacia de la medicina genómica para la detección temprana del cáncer y ahora se están concentrando en cambiar la secuencia de las biopsias de tejido regular con modelos predictivos a fin de identificar qué pacientes tienen mayor riesgo de progresar del esófago de Barrett al cáncer de esófago.

Ahora, el Medical Research Council y United European Gastroenterology, quienes financiaron la investigación, así como el Instituto Nacional de Salud e Investigación Biomédica de la Universidad de Cambridge y el Instituto Europeo de Bioinformática de EMBL buscan darle un nuevo enfoque que pueda permitir a los investigadores terciar antes ayudando a mejorar el resultado del paciente y monitorear a los pacientes sin la necesidad de un tratamiento invasivo o un tratamiento erróneo al momento de predecir cáncer de esófago.

Publicidad