El Premio Nobel de Física japonés Isamu Akasaki, galardonado en 2014 por ser el pionero de la iluminación LED de bajo consumo, un arma contra el cambio climático y la pobreza, falleció a los 92 años, informó el pasado viernes su universidad.

Akasaki ganó el prestigioso premio junto a otros dos científicos, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura. Juntos desarrollaron el diodo emisor de luz azul, descrito como un invento “revolucionario” por el jurado del Nobel.

El científico murió de neumonía el jueves por la mañana en un hospital de la ciudad de Nagoya, según un comunicado en la página web de la Universidad de Meijo, donde Akasaki había sido profesor.

La tecnología LED dura decenas de miles de horas y consume apenas una fracción de energía en comparación con la bombilla incandescente de la que fue pionero Thomas Alva Edison en el siglo XIX.

Los diodos rojos y verdes existían desde hacía tiempo, pero idear un LED azul era el santo grial, ya que los tres colores deben mezclarse para recrear la luz blanca del sol.

El trío de investigadores dio un gran paso adelante en los años 1990, después de tres largas décadas de trabajo tenaz, cuando consiguieron obtener rayos azules brillantes a partir de semiconductores.

Publicidad