Crecer entre las herramientas del taller de cancelería de su padre inspiró a Fátima Flores Ramírez, del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de México (CECyTEM), a ser una de las de las mecánicas del equipo CECYTOS, que compite en el torneo regional “FIRST” 2018.

En la justa regional de robótica en La Laguna, la estudiante quiere demostrar que el trabajo considerado durante largo tiempo como exclusivo de los hombres también lo pueden realizar las mujeres.

De los 483 estudiantes que participan en el “FIRST”, 156 son mujeres, por 327 hombres, lo cual representa que 32 por ciento de los competidores son del sexo femenino.

Anuncios

“Se dice que el trabajo pesado lo hacen los hombres, pero en este caso no, yo hice el chasis del robot”, destacó la integrante del representativo de Zacazonapan, uno de los 125 municipios del Estado de México.

En entrevista con Notimex, Flores Ramírez destacó que cuenta con una ventaja física sobre sus compañeros hombres, pues tiene manos delgadas, esto le permite alcanzar lugares de difícil acceso para los hombres.

“Para mí es más fácil poner las tuercas, los tornillos que van en muchos lados complicados. También puedo cortar, taladrar, sellar, de todo”, explicó.

“Mi papá fabrica cancelería, mi infancia fue en su taller, entonces estoy familiarizada con las herramientas, el trabajo, porque sé lo que es trabajar duro y no descansar”, destacó.

No obstante, reconoció lo difícil que ha sido trabajar con hombres, pues viene de una comunidad donde las mujeres sólo se dedican al hogar y cuidar a los hijos.

“Luego yo les explico a mis compañeros como agarrar el desarmador, taladro o cualquier herramienta, no se dejan corregir pero ya es lo menos”, apuntó.

La estudiante dijo sentirse contenta por la gran participación del sexo femenino en la competencia que llevará al primer lugar a concursar al campeonato mundial FIRST, a realizarse del 18 al 21 de abril del presente año en Houston, Estados Unidos.

“Me da mucho gusto ver a las concursantes, porque vemos que vamos evolucionando en esa cuestión de quitarnos el pensamiento de que algunos trabajos son sólo para hombres”, señaló.

A sus 17 años, Fátima Flores sabe que México está cambiando de manera paulatina, y muestra de ello dijo, es el terreno que han ganado las mujeres en áreas como la ingeniería, mecánica, y otras que engloban la ciencia y la tecnología.

Publicidad