Winter Drake, creador del juego Breath of the NES fue notificado por Nintendo de que este prototipo quedaba cancelado.

El juego, que era una versión 2D de Zelda, y se basaba en una de las pruebas que la compañía realizó y que fue dada a conocer en el marco del Game Developers Conference 2017.

Como era de esperarse, la firma japonesa tomó nota del funcionamiento del videojuego y, alegado mal uso del contenido propiedad de Nintendo, decidió notificar a Drake de la cancelación de su versión del juego.

Además de la notificación, la compañía frenó de inmediato la distribución de la versión preliminar del título, misma que ya se podía obtener en beta en algunos sitios especializados.

A pesar de la restricción, Drake argumentó que durante mucho tiempo supo que en algún momento esto pasaría por lo que ya contaba con un plan alternativo para continuar con su proyecto sin usar el contenido de Nintendo con nuevas ideas propias.

Publicidad