Un iceberg en forma de ataúd se aproxima a su fin al entrar a una zona del océano donde las masas de hielo flotante se derriten.

Durante 18 años un trozo de iceberg denonimado B-15T se separó de la barrera de hielo de Ross, en la Antártida, según RT. Pero en el año 2017 su trayectoria comenzó a cambiar su rumbo las aguas cálidas donde los icebergs se derriten rápidamente.

La NASA mostró a través de sus publicaciones en twitter cómo el iceberg en forma de atún avanzaba por el océano.

Publicidad