Una nueva mejora de diseño en una tecnología prometedora ha dado como resultado un parche inteligente de administración de insulina que algún día podría monitorizar y controlar los niveles de glucosa en personas con diabetes y administrar la dosis de insulina necesaria. El parche adhesivo, aproximadamente del tamaño de una moneda pequeña, es simple de fabricar y está diseñado para su uso durante un día.

Este trabajo de investigación y desarrollo es obra de científicos de la Universidad de Carolina del Norte, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), todas estas instituciones en Estados Unidos.

Los nuevos resultados en esta línea de investigación se han obtenido mediante experimentos con ratones y cerdos. El equipo de investigación, dirigido por Zhen Gu (UCLA), espera ahora la aprobación de la FDA (la agencia gubernamental estadounidense de alimentos y medicamentos) para comenzar con los ensayos clínicos en humanos.

El parche adhesivo vigila la glucosa o azúcar en la sangre. Tiene dosis de insulina precargadas en microagujas muy pequeñas, de menos de un milímetro de longitud, que administran el fármaco rápidamente cuando los niveles de azúcar en la sangre alcanzan cierto umbral. Cuando el nivel de azúcar en la sangre vuelve a la normalidad, el suministro de insulina del parche también se ralentiza. La principal ventaja, según los investigadores, es que puede ayudar a prevenir la sobredosis de insulina, una situación que puede conducir a hipoglucemia, convulsiones, coma o incluso la muerte.

Lograr administrar insulina de una manera inteligente y automatizada es una meta perseguida desde hace años por expertos del ámbito médico y deseada por casi todos los pacientes, tal como señala el doctor John Buse, del equipo de investigación. Este parche de insulina inteligente, si se demuestra que es seguro y efectivo en ensayos con seres humanos, revolucionaría para el paciente el cuidado de la diabetes.

El sistema trata la diabetes de forma más cómoda

La insulina es una hormona producida de manera natural en el páncreas que ayuda al cuerpo a regular la glucosa. Esta proviene del consumo de alimentos y proporciona energía al cuerpo. La insulina es la clave molecular que ayuda a desplazar la glucosa desde el torrente sanguíneo hasta las células para que estas obtengan energía. La diabetes tipo 1 ocurre cuando el cuerpo de una persona no produce insulina de forma natural. La diabetes tipo 2 ocurre cuando el cuerpo no usa eficientemente la insulina que se produce. En cualquier caso, se prescribe una dosis regular de insulina para controlar la enfermedad, que afecta a más de 400 millones de personas en todo el mundo.

En buena parte del mundo, el tratamiento para la enfermedad no ha cambiado mucho en décadas. Los pacientes con diabetes se extraen muestras de sangre con un dispositivo que mide los niveles de glucosa. Luego se autoadministran la dosis necesaria de insulina. La insulina puede inyectarse con una aguja y una jeringa o con un dispositivo similar a un bolígrafo, o administrarse mediante una bomba de insulina, que es un instrumento portátil del tamaño de un teléfono móvil conectado al cuerpo a través de un tubo con una aguja en el extremo. Un parche de insulina inteligente detectaría la necesidad de insulina y la administraría, cumpliendo su función protectora de un modo mucho menos invasivo y aparatoso que empleando cualquiera de esos otros métodos.

Las microagujas utilizadas en el parche están hechas con un polímero sensor de glucosa encapsulado con insulina. Una vez aplicadas sobre la piel, las microagujas penetran debajo de la piel y pueden detectar los niveles de azúcar en la sangre. Si los niveles de glucosa aumentan, el polímero provoca la liberación de la insulina necesaria. Cada microaguja es más pequeña que una aguja normal utilizada para extraer sangre y no llega tan profundamente, por lo que el parche es menos doloroso que el pinchazo tradicional. Cada microaguja penetra aproximadamente medio milímetro debajo de la piel, lo cual es suficiente para administrar insulina al cuerpo. 

Publicidad