Tener una aplicación Android que esté en la capacidad de satisfacer cada una de nuestras expectativas no es una tarea fácil. En Internet encontraremos una infinidad de apps pero no todas cuentan con una buena interfaz ni cumplen su función de manera correcta. Por tal motivo, hacer nuestra propia app hoy en día, no resulta una idea para nada descabellada.

Claro está, son varios los objetivos que podemos perseguir al momento de hacer una apk; estos pueden ir más allá de nuestra propia satisfacción. Existen dos formas principales de crear una aplicación. La primera de ellas consiste en hacerla desde cero por medio de Java. La otra opción se centra en buscar un creador de aplicaciones y comenzar a partir de allí.

En caso de que seas un novato en este rubro siempre existe una salida. No es necesario conocer el lenguaje de Java para darle vida a una apk. Hay varios sistemas que te permitirán construir una app. Sólo sera cuestión de seleccionar la interfaz y los tipos de cuadros de textos. Luego deberás escoger un patrón de comportamiento y casi todo estará listo. No tendrás la obligación de utilizar la escritura de códigos.

La ventaja de estos tipos de programas es que no es necesario tener ningún tipo de conocimiento previo. Sólo es cuestión de seguir unos pocos pasos y listo. Claro está, esto no te permitirá desarrollar tu aplicación Android de forma exhaustiva. Siempre estarás atado a los parámetros del sistema de creación y a las limitaciones del mismo.

Una de las mejores aplicaciones que existen para este ámbito es App Inventor. Es sumamente intuitiva y útil. Además de que es gratuita. Con tan sólo unos pocos minutos podrás obtener tu apk. Ya lista para ser puesta en marcha en tu móvil.

Esta es la segunda opción que existe. Lógicamente es para usuarios más avanzados que tengan nociones de Java y de la escritura de códigos. A pesar de que se deberán ejecutar diversos comandos, esto no te tomará mucho tiempo. La mayor parte del trabajo radica en diseñar correctamente la aplicación.

Lo primero que debes hacer antes de comenzar con la creación de tu aplicación es determinar para qué la quieres elaborar. Luego, una vez establecidas las bases de la apk. Tendrás que buscar en Internet qué tipos de apps existen que se puedan parecer a las tuyas. De esta forma evitarás construir una aplicación que ya se haya hecho antes.

Lo más importante de todo consiste en que la apk sea única o, al menos, ofrezca un servicio consistente y útil para todos. En este artículo nos centraremos especialmente en cómo crear una aplicación de Android con App Inventor.

Publicidad