El robot Perseverance de la agencia espacial estadounidense activó sus ruedas y emprendió su primer paseo por Marte.

No se fue muy lejos: en total, tan solo recorrió 6,5 metros.

Pero la científica adjunta de la misión, Katie Stack Morgan, subrayó que fue un momento significativo.

“Pese a que el robot aún está llevando a cabo muchas comprobaciones de ingeniería, en el momento en que se empieza a mover podemos ya considerarnos exploradores en la superficie de Marte”, señaló a BBC News.

Te puede interesar: El creador del dogecóin pretende que Elon Musk envíe “literalmente” su criptomoneda a la Luna

Se cumplen dos semanas desde que el robot de una tonelada realizara su dramático descenso al planeta rojo de forma exitosa.

Los ingenieros han pasado este tiempo poniendo a punto el vehículo y sus complejos sistemas, incluidos sus instrumentos y su brazo robótico.

Todos, no obstante, estaban esperando que el Perseverance echara a andar.

Y pasó el jueves. El robot se movió hacia delante, hizo un giro de 150 grados en el mismo lugar y retrocedió un poco.

“Puedes ver las rodadas que dejamos en Marte; creo que nunca había sido tan feliz de ver las huellas de unas ruedas”, destacó Anais Zarifian, ingeniera del Laboratorio de Propulsión de la NASA y quien forma parte del equipo responsable de las pruebas de movilidad del Perseverance.

“Esto es un tremendo hito para la misión y el equipo de movilidad. Hemos manejado en la Tierra pero hacerlo en Marte… es el objetivo final, muchísima gente ha trabajado para este momento durante años”.

Publicidad