Una nueva misión espacial en miniatura de la ESA, denominada PICASSO, utilizará el filtrado de la luz solar por la atmósfera de la Tierra para verificar la salud de nuestra capa protectora de ozono.

Los CubeSats son satélites en miniatura construidos a partir de cajas estandarizadas de 10 centímetros. PICASSO (PICo-satellite for Atmospheric and Space Science Observations), desarrollado para la ESA por el Instituto Belga de Aeronáutica Espacial (BISA), es un CubeSat de “3 unidades” con dos cargas científicas. Su lanzamiento ha sido fijado para el 19 de junio en un cohete Vega.

Alberga un espectrómetro de corte para monitorear la atmósfera, así como sondas de muestreo (llamadas “SLP”) para medir el plasma espacial alrededor del nanosatelital.

Te puede interesar: NASA pospuso una vez más el lanzamiento del telescopio James Webb por Covid-19

El espectrómetro de PICASSO funciona sobre la base del método de ocultación solar. Compara las firmas espectrales de la luz solar que brilla a través de la atmósfera con la luz solar que viene directamente a través del espacio para realizar un mapeo vertical de los perfiles de concentración de ozono, informa la ESA.

Observando amaneceres y puestas de sol dos veces por órbita, el CubeSat también intentará un método experimental para tomar la temperatura de la atmósfera superior. Mientras visualiza el disco solar, medirá cómo ha sido comprimido por el efecto de lente de la refracción atmosférica, haciéndolo más pequeño y menos circular. A partir de esta variación de tamaño angular es posible calcular la densidad del aire a gran altitud, y de ahí derivar su temperatura.

Publicidad