Tencent, una de las empresas más grandes de Asia, es poco conocida más allá del mundo tecnológico. Pero su súper aplicación WeChat tiene más de mil millones de usuarios en todo el mundo.

Te puede interesar: Whatsapp investiga una nueva función para verificar mensajes reenviados

Lo que comenzó en 1998 cuando un pequeño grupo de amigos clonó un servicio de mensajería instantánea israelí y lo adaptó para el mercado chino se ha convertido en parte del tejido de la vida de las personas que lo utilizan para chatear, comprar, ver videos, jugar, coquetear, pedir comida y taxis, y más. Ahora ha llamado la atención del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y no de una buena manera.

1. ¿Qué es Tencent?

La compañía china es como WhatsApp, Facebook, Paypal, Spotify, Netflix y Marvel en uno. Más de dos tercios de los chinos utilizan sus aplicaciones de mensajería, WeChat y QQ. En 2017, la capitalista de riesgo Mary Meeker estimó que colectivamente gastan mil 700 millones de horas al día en ellas, más que todas las demás aplicaciones juntas.

Su insignia WeChat se ha convertido en una aplicación multiusos que permite a las personas realizar pagos, comprar en línea y más. Empresas estadounidenses como Starbucks y KFC confían en el servicio para vender café y pollo frito a los consumidores chinos. También es importante en publicidad en línea, juegos, computación en la nube y tecnología financiera.

2. ¿De dónde llegó?

‘Pony’ Ma Huateng, su director ejecutivo, cofundó Tencent en 1998 en una oficina abarrotada en Shenzhen, al norte de Hong Kong, con tres compañeros de clase y un amigo. Se ha convertido en un conglomerado multinacional, todavía con sede en Shenzhen pero con oficinas en todo el mundo, y cotiza en la bolsa de valores de Hong Kong desde 2004. Ma, ahora multimillonario, sigue siendo el principal visionario de Tencent. El presidente Martin Lau, un ávido jugador y exbanquero de Goldman Sachs, es el principal estratega y administrador de las operaciones.

3. ¿Cómo opera en China?

Está profundamente integrado, para bien o para mal. Al fusionar hábilmente tantos servicios en una plataforma, WeChat no solo ha simplificado la vida, sino que también ha creado la herramienta de vigilancia perfecta, lo que le da al Gobierno chino una ventaja cuando se trata de recopilar datos que potencian los algoritmos que analizan, monitorean, avergüenzan y a veces, lleva a la cárcel a sus ciudadanos.

WeChat ha bloqueado a los usuarios que critican al Partido Comunista y ha recopilado mensajes de chat privados como prueba para las investigaciones policiales.

Citizen Lab, un grupo de investigación de la Universidad de Toronto, dijo en un informe publicado en mayo que WeChat también ha estado monitoreando palabras clave sensibles para su versión en el extranjero para construir una mejor inteligencia artificial para bloquear contenido en China.

4. ¿Cuál es su presencia en Estados Unidos?

WeChat no ha atraído a los consumidores. Pero Tencent controla Riot Games, fabricante de uno de los videojuegos más grandes del mundo, League of Legends. También es un accionista importante de Epic Games, fabricante de Fortnite, y ha invertido en Snap, Tesla, Reddit y Universal Music. Posee los derechos de transmisión del baloncesto de la NBA y también compró los derechos de numerosas películas de Hollywood, además de invertir en éxitos de taquilla como Kong: Skull Island.

5. ¿Qué hizo Trump?

Firmó órdenes ejecutivas el 6 de agosto que amenazan con multas a cualquier residente o empresa de EU que realice transacciones con WeChat y TikTok, también firma china, diciendo que tener los datos personales de los estadounidenses expuestos a China representa un riesgo para la seguridad nacional. Si bien la orden bloquea todas las transacciones que involucran la aplicación WeChat, no equivale a una prohibición más amplia de las relaciones con su propietario, Tencent, según un funcionario estadounidense.

6. ¿Cuál es el impacto?

Las acciones de Tencent cayeron en respuesta al ataque de Trump. Aunque la empresa obtuvo menos del 5 por ciento de sus ingresos de 2019 fuera de China, el impacto en los negocios transfronterizos podría ser más doloroso. En China, las empresas utilizan básicamente WeChat en lugar del correo electrónico y los mensajes de texto, incluso para liquidar facturas. Otras herramientas de mensajería como WhatsApp, propiedad de Facebook, están bloqueadas en China, lo que dificulta la comunicación con socios en el extranjero sin WeChat.

Publicidad