A causa de la pandemia de Covid-19, desarrollos en otros sectores de la salud y tratamientos tuvieron que ser aplazados, como amerita una emergencia sanitaria. Ahora, se ha registrado un aumento del 80% en padecimientos periodontales de clínicas y consultorios de todo México. Una propuesta para el tratamiento son nuevas medidas como probióticos para ayudar al mayor número de pacientes mientras el Semáforo epidemiológico lo permite.

La crisis sanitaria del virus SARS-CoV-2 fue un golpe directo al tratamiento y terapias de gran parte de la población mundial, sin la presencia física de la consulta, muy pocas ramas del sector salud como la odontología pudieron adaptarse a la telemedicina. El confinamiento vino a descuidar problemas de salud dental comunes entre la población mexicanas: Alrededor del 90% de la población mexicana tiene un padecimiento bucal y no se atiende, así como 8 de cada 10 mexicanos desconoce que tienen caries, según datos de la Asociación Dental Mexicana (ADM).

Te puede interesar: Mejor modo de matar con rayos ultravioleta a los coronavirus de la COVID-19 

Ante esta situación y su agravante aumento, Laboratorios Grisi y BioGaia desarrolló el probiótico BioGaia ProD, con las cepas de Lactobacillus Reuteri DSM 1738 y ATCC PTA 5289. Las investigaciones mostraron reducir hasta un 90% los patógenos que se presentan en la boca y la reducir la formación de placa dentobacteriana en un 71%.

“Es importante atender los problemas bucodentales, ya que de no hacerlo puede afectar a un grupo poblacional alto, y tener repercusiones en la salud sistemica, pues el sistema inmunológico se debilita y se vuelve susceptible al alojar virus, hongos y bacterias; es decir, la salud de nuestra boca se convierte en el espejo del estado de nuestro organismo”, declaró el dr. Gianfranco Gompone, líder de investigación en BioGaia, “por ello se impulsa el desarrollo de nuevas terapias”.

Asimismo, el probiótico resultó eficiente para las mujeres embarazadas, pues según la ADM el 80% de las mujeres embarazadas presenta gingivitis o periodontitis en algún grado por los cambios hormonales. Con el uso de la terapia se redujo la inflamación y la gingivitis sin daño para el feto o los niños recién nacidos.

Como medidas generales, además de las nuevas terapias que pueden estar o no disponibles para toda la población como los probióticos, los expertos recomiendan para una buena salud bucodental: evitar el consumo de tabaco, reducir el consumo de alcohol y una dieta equilibrada con gran consumo de agua y de frutas y hortalizas. Aunque pueda esperarse la innovación que acompaña a la crisis llegué y se mantenga también en la salud dental.

Publicidad