International Youth Foundation, con una misión enfocada en apoyar programas para disminuir la pobreza y ayudar a los jóvenes con nuevas habilidades, es una de las cinco organizaciones originarias de Canadá y Latinoamérica seleccionadas para esta serie de financiación de entre casi 8 mil solicitudes a nivel mundial.

Su proyecto, “Conectadas”, ofrece entrenamientos técnicos y aplicables a la vida diaria a mujeres jóvenes, entre 16 y 29 años, para incrementar la representación, retención y promoción en trabajos de tecnología de la información (TI) bien remunerados. Además de la financiación, International Youth Foundation participará en un programa acelerador de cuatro meses dirigido por las comunidades de Accelerator y Women Techmakers de Google y el socio del Impact Challenge, Vital Voices, para impulsar el avance de los proyectos.

Te puede interesar: Conoce el robot que puede vacunar sin la necesidad de utilizar agujas

Anuncios

Existe la percepción de que una carrera profesional en la industria de TI no es para las mujeres y esto es falso”, comentó Alberto Peniche, Country Director México para International Youth Foundation. “Conectadas y Google nos permitirán demostrar que podemos lograr que un mayor número de mujeres jóvenes accedan a más y mejor formación, construyan redes de apoyo y participen de forma activa en la creación de un futuro prometedor para ellas y sus familias”.

“La pandemia ha retrasado más de tres décadas la paridad de género global esperada. Es vital que elevemos y apoyemos el trabajo que empodera a mujeres y niñas para que alcancen su máximo potencial económico, especialmente en comunidades marginadas”, dice Jacquelline Fuller, presidenta de Google.org. “La recuperación de la pandemia debe ser inclusiva y sabemos que cuando invertimos en mujeres y niñas, todos nos beneficiamos”.

Google.org se asoció con un panel de expertas mujeres, que incluye a líderes como Saskia Niño de Rivera y a organizaciones enfocadas en la equidad de género como Vital Voices y Project Everyone para evaluar propuestas basadas en cuatro criterios clave: innovación, impacto, viabilidad y escalabilidad. Las organizaciones sin fines de lucro seleccionadas han delineado proyectos que ayudarán a las mujeres y niñas, especialmente aquellas en poblaciones marginadas geográficamente, económica o socialmente, a alcanzar su máximo potencial económico.

Publicidad