La iniciativa del concreto magnético es del Departamento de Transporte de Indiana, la Universidad de Purdue y la startup alemana Magment.

El Departamento de Transporte de Indiana (INDOT) y la Universidad de Purdue anunciaron recientemente planes para desarrollar el primer segmento de carreteras de concreto magnético que permitirá la carga inalámbrica y sin contacto del mundo.

El proyecto utilizará una tecnología de concreto magnético, desarrollado por la startup alemana Magment GmbH, que permitirá la carga inalámbrica de vehículos eléctricos mientras se desplazan.

“Indiana es conocida como un punto importante del tejido de autopistas de Estados Unidos y estamos comprometidos a fortalecer nuestra posición como líder en transporte innovando para respaldar la tecnología de vehículos emergente”, dijo el gobernador Eric Holcomb.

“Esta asociación para desarrollar tecnología de carga inalámbrica en carreteras a través de concreto magnético envía una fuerte señal que Indiana está a la vanguardia en la entrega de la infraestructura necesaria para respaldar la adopción de vehículos eléctricos”, agregó.

“A medida que los vehículos eléctricos se utilizan más ampliamente, la demanda de una infraestructura de carga conveniente y confiable continúa creciendo, y la necesidad de innovar es clara”, dijo el comisionado del INDOT, Joe McGuinness.

“Estamos entusiasmados de asociarnos con Purdue y Magment para explorar la incorporación de tecnología de carga inalámbrica (concreto magnético) en la infraestructura de carreteras”, añadió en el comunicado.

“El campo del transporte se encuentra en medio de una transformación no experimentada desde la invención del automóvil”, dijo Nadia Gkritza, profesora de Ingeniería Civil e Ingeniería Agrícola y Biológica y directora del campus de Aspire de la Universidad de Purdue.

“A través de esta investigación sobre el concreto magnético, visualizamos oportunidades para reducir las emisiones y la exposición a contaminantes cerca de la carretera, junto con otras innovaciones de transporte en movilidad compartida”, dijo Gkritza.

Concreto magnético en autopistas de Indiana

El proyecto es parte de la iniciativa Advancing Sustainability through Power Infrastructure for Road Electrification (Aspire), un centro de investigación de ingeniería financiado por la National Science Foundation (NSF).

Aspire involucra la colaboración de universidades, laboratorios gubernamentales, empresas y otras partes interesadas que desarrollan tecnologías de carga y generación de energía para la electrificación de vehículos de transporte de todas las clases.

“Estamos muy ansiosos por ver que este proyecto de concreto magnético, el primero de este tipo, se desarrolle en Indiana”, dijo David Christensen, Director de Innovación de Aspire.

“Esta asociación tiene una gran voluntad de realmente mover la aguja en el desarrollo de tecnología, lo que a su vez permitirá impactos más positivos de una adopción más profunda de vehículos eléctricos”, puntualizó Christensen.

En este sentido, las fases 1 y 2 del proyecto de concreto magnético, que comenzarían a fin del verano, incluirán pruebas de concreto magnético, análisis e investigación de optimización realizada por el Programa Conjunto de Investigación de Transporte (JTRP) en el campus de West Lafayette de Purdue.

En la fase 3, INDOT construirá un banco de pruebas de un cuarto de milla (400 metros) de largo en una ubicación aún por determinar, donde los ingenieros probarán la capacidad del concreto para cargar la operación de camiones pesados ​​a alta potencia (200 kilovatios y más).

Una vez complatedas con éxito las pruebas de las tres fases, INDOT utilizará la nueva tecnología para electrificar un segmento aún por determinar de la carretera interestatal dentro de Indiana.

“Este proyecto es un verdadero paso hacia el futuro de la carga inalámbrica dinámica”, dijo Mauricio Esguerra, director ejecutivo de Magment, “que sin duda establecerá el estándar para la electrificación del transporte asequible, sostenible y eficiente”.

Publicidad