Una de las grandes características de los smarthphones últimamente es la de ser resistente al agua. Modelos como el iPhone 7, Galaxy S7 y el Sony Xperia XZ cuentan con este plus.

Pero ¿qué hace que un teléfono sea resistente al agua? El ingeniero de iFixit, Scott Havard pide imaginar un huevo: en un huevo, con la cáscara intacta perfecta, no hay lugar para que el agua entre. Ahora reemplace ese huevo con un huevo de Pascua de plástico y se empieza a ver la dificultad.

“Si usted tiene un huevo de Pascua que se puede romper en dos partes, de repente, el juego cambia,” dice Havard.

El agua va al lugar de menor resistencia, la brecha entre las cubiertas, por lo que el agua puede pasar a través de estas a veces, pues “con suficiente presión, puede empujar las moléculas de agua en el dispositivo”.

Pero el teléfono no solo tiene un hueco, tiene muchos y uno de ellos podría ser el eslabón más débil que permita que el agua entre al teléfono. Sin olvidar la brecha gigantesca entre el borde del teléfono y la pantalla de vidrio.

Havard dice que las pantallas de cristal frágiles actuales plantean un problema particularmente difícil para la resistencia al agua, ya que los fabricantes no les pueden unir de forma permanente a la estructura, así que utilizan una técnica sorprendentemente simple: pegamento.

Basta con mirar en cualquier desmontaje de un teléfono resistente al agua, una sustancia espesa y pegajosa que cimenta la pantalla al chasis. Los fabricantes también utilizan puntos de pegamento en la parte posterior de los puertos y en la parte superior de los circuitos expuestos cerca de los bordes del marco.

Pero el pegamento no funciona para todo, sin embargo aquí es donde las juntas de goma juegan su papel, pues presionan contra el interior del dispositivo, como en el caso de la entrada de los auriculares y puerto de carga.

Para los botones, los fabricantes pueden utilizar una técnica diferente: un poco de caucho de silicona que separa completamente la parte física con los contactos eléctricos en el interior.

El problema es que ninguna de estas técnicas son suficientes para mantener el agua fuera de forma indefinida. No existe tal cosa como un teléfono resistente al agua.

Sony sugiere leer las guías y aconseja solo se moje su dispositivo en agua dulce tratada con cloro, no sal, y que es necesario enjuagar el cloro con agua dulce después.

Mientras tanto, Apple tiene toda una lista de cosas que no debes hacer con un teléfono resistente al agua.

Cuando las empresas dicen que sus teléfonos son resistentes al agua, esto es lo que realmente quieren decir: el teléfono es capaz de soportar una cierta cantidad de agua durante un cierto período de tiempo.

Publicidad