Tras pruebas en 2017, ahora el Departamento de Estado de EE.UU. ha confirmado que implementará como requisito los nombres de usuario de las redes sociales para quien solicite una visa.

Además del “username”, también se solicitarán números de teléfono y direcciones de correo electrónico como parte del proceso, esta nueva medida comenzó a aplicar desde hace unos días, con la actualización de los formularios para el trámite.

Cuando la medida fue impuesta en una primera etapa en 2017, los datos solo eran solicitados apersonas específicas, sin embargo, ahora estos datos serán solicitados prácticamente a cualquier viajero.

Según reportes al solicitar ahora la visa se tendrá que presentar una lista de las redes sociales usadas en los últimos cinco años. De momento se tomarán en cuenta redes sociales “importantes”, pero con el paso del tiempo se podrían ampliar.

Publicidad