Rusia exigió a la compañía tecnológica Apple que deje de distribuir la aplicación Telegram en la AppStore local, amenazando con bloquear el servicio en caso de desobediencia, informó Roskomnadzor, el regulador ruso de las comunicaciones.

“Roskomnadzor envió a Apple una carta que exige dejar de distribuir a través de AppStore la aplicación Telegram Messenger en territorio de Rusia, e impedir el envío de sus avisos a los usuarios rusos” del servicio de mensajes, informó la dependencia en un comunicado.

“Para evitar posibles acciones de Roskomnadzor para impedir el funcionamiento de los servicios indicados (AppStore), le pedimos informarnos a la mayor brevedad posible sobre las acciones que emprenderá la compañía para resolver los problemas existentes”, aseveró.

La justicia de Rusia prohibió en abril el funcionamiento de Telegram luego de que los desarrolladores se negaran a facilitar a los servicios de inteligencia las claves para descifrar los mensajes de los usuarios, en cumplimiento de una ley aprobada con el objetivo de prevenir actividades terroristas.

Poco después, Roskomnadzor desplegó una amplia campaña para bloquear todos los servidores en los que se ha ido refugiando la aplicación en sus esfuerzos por seguir funcionando en Rusia.

El propietario de Telegram, el ruso Pavel Dúrov, residente en el Reino Unido, inició una contraofensiva para evitar el bloqueo con medios que no precisan la intervención de los usuarios, contratando direcciones IP en las nubes de Google y Amazon.

Publicidad