Agencias como la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), reúnen esfuerzos para monitorear desde un punto de vista diferente, cómo el coronavirus ha generado cambios en el medio ambiente, específicamente debido al confinamiento a nivel mundial y el frenado de la actividad económica y comercial.

Reuniendo las observaciones satelitales de las tres agencias, se logró formar un “tablero” del mundo, mostrando los cambios en cuanto a polución y calidad del aire antes y después de la emergencia sanitaria, también se midieron la concentración de gases de efecto invernadero y la calidad del agua. Asimismo, pueden observarse cambios en el trafico aéreo, marítimo y producción agrícola.

Te puede interesar: Laboratorio pone precio a medicamento para tratar casos graves de Covid-19

Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica de la NASA comentó “La pandemia no solo estaba dejando una cifra asombrosa de sufrimiento humano. Teníamos un impacto global que podíamos documentar desde el espacio. Nuestras tres agencias espaciales se dieron cuenta de que si pudiéramos combinar fuerzas, podríamos aportar un conjunto más poderoso de herramientas analíticas para soportar esta crisis en rápido movimiento”.

Documentando el cambio en el nivel de dióxido de nitrógeno, un agente contaminante del aire, en China, la NASA y la ESA publicaron mapas del cambio en la calidad del aire como resultado de la pandemia, donde se notaron cielos despejados y aviones en tierra por la drástica disminución de viajes, resultado de la cuarentena. El cambio en el dióxido de nitrógeno también se muestra en países como Estados Unidos e India.

A medida que el coronavirus fue deteniendo la economía mundial, los gases de efecto invernadero producidos por los humanos fueron disminuyendo. Desafortunadamente, esta pausa significativa no fue lo suficientemente grande para dar una mejora a largo plazo: Las emisiones de dióxido de carbono y dióxido de nitrógeno volvieron a la normalidad tras el cese de la cuarentena, dijo el gerente del programa de investigación de la NASA, Ken Jucks, en conferencia de prensa.

“Nuestros equipos están exhaustos ahora, pero también muy orgullosos de que nuestro trabajo se presente hoy a una audiencia global”, dijo Josef Aschbacher, director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA. Cabe mencionar, este tablero está en continúa actualización por las diferentes agencias encargadas de su desarrollo.

Pese a que el tablero no proporciona información de todos los países, pues sólo se encuentran 13 países tales como Estados Unidos, China, Japón, Bélgica, entre otros, los usuarios pueden dimensionar el impacto y observar los cambios con los parámetros proporcionados por el tablero como la actividad económica, agrícola y ambiental. La interfaz simplificada del tablero hace que su manipulación y comprensión de datos en base a gráficas sea muy fácil de comprender.

Publicidad