Tras ciertas polémicas y presiones con el gobierno de Rusia, Telegram ha decidido dar el paso. La app de mensajería instantánea registrará su firma en dicho país, lo que permitirá su uso en estas tierras.

Esto precede tras una serie de conflictos con el gobierno de Putin, el cuál afirmó que los terroristas usaron Telegram para perpetrar atentados en suelo ruso y que bloquearía esta aplicación hasta que no accediera a dar información relevante para captar y prevenir estas acciones.

Finalmente, aunque Telegram haya cedido en lo primordial, no accederá a proporcionar información de sus usuarios ni al gobierno de Rusia ni a nadie. Una de las bazas sobre las que mejor se ha asentado Telegram para publicitarse es su excelente privacidad y seguridad, por lo que es comprensible la lógica de dicha decisión.

Además, no podemos obviar el hecho de que se duda mucho sobre las acciones del gobierno ruso, por lo que tener información de este calibre podría resultar en algo bastante siniestro.

Por supuesto, el creador de Telegram Pavel Dúrov se ha pronunciado al respecto y ha dicho que estaba contento con la decisión de poder registrarse en Rusia. Pero por otra parte, ha asegurado que la información que proporcionarán se limitará a la más básica de la compañía, no permitiendo que la privacidad de sus usuarios se vea afectada al respecto.

En palabras del propio Dúrov: “No cumpliremos con las leyes que son incompatibles con la política de confidencialidad de Telegram o que proteja la vida privada de las personas.” Está por ver en qué repercute esta decisión a los propios usuarios de Telegram, y estaremos atentos para proporcionaros la mayor cantidad de información posible.

 

Publicidad