Para evitar que personas “hipnotizadas” con su teléfono celular se salten la señal de alto en las esquinas, en la ciudad de Bedegraven, Países Bajos, se dispuso la colocación de semáforos en el piso.

Publicidad