A una década de su lanzamiento, Microsoft dirá adiós a Windows 7 a partir del 14 de enero de 2020. ¿Qué significa ello? Simple. Ya no dará soporte y actualizaciones a este sistema operativo. 

De acuerdo con la compañía de software Softonic, ello afectará al 39% de las computadoras del mundo que aún cuentan con esa versión de Windows; lo que se resume en 4 de cada 10 computadoras en peligro. 

Esta decisión hará que a partir de la fecha mencionada, los equipos con Windows 7 sean más vulnerables a ataques cibernéticos, debido a que ya no contarán con el respaldo de Microsoft para generar nuevos parches de seguridad.

En cuanto a actualizaciones se refiere, los programas instalados corren riesgo de no ser compatibles con nuevas versiones de los mismos; así que quedarán rezagándose poco a poco, hasta ser obsoletos. 

¿Qué se recomienda? 

Expertos en seguridad informática recomiendan hacer una copia de seguridad de los archivos y actualizar a la versión 10 de Windows para seguir disfrutando de una navegación segura.  

Publicidad