Aunque siempre se ha manejado una especie de rivalidad entre las compañías de videojuegos; esta idea poco a poco se ha ido disolviendo antes las cada vez más comunes alianzas entre empresas, la más reciente bien podría sorprender a más de una personas, pues Sony y Microsoft anunciaron una colaboración conjunta para optimizar los servicios de la nube e inteligencia artificial, principalmente en sus aplicaciones para videojuegos.

Kenichiro Yoshida y Satya Nadella, presidentes Sony y Microsoft respectivamente, señalaron que con esta alianza se pretende mejorar la experiencia general en cuanto al uso de la nube y el streaming; en este sentido, también tienen como objetivo desarrollar herramientas más eficaces para los creadores de contenido (streamers). Lo que más destaca es que la japonesa hará uso de la tecnología Microsoft Azure, con lo que deja claro que sus servicios estarán alojados y sustentados por la estadounidense.

“La propia PlayStation surgió a través de la integración de la creatividad y la tecnología. Nuestra misión es evolucionar a la perfección esta plataforma como una que continúa brindando las mejores y más inmersivas experiencias de entretenimiento, junto con un entorno de nube que garantiza la mejor experiencia posible, en cualquier momento y en cualquier lugar. Durante muchos años, Microsoft ha sido un socio comercial clave. para nosotros, aunque, por supuesto, las dos compañías también han estado compitiendo en algunas áreas. Creo que nuestro desarrollo conjunto de futuras soluciones en la nube contribuirá en gran medida al avance del contenido interactivo “.

En otras palabras, la marca PlayStation, en lo que se refiere a estas opciones online; tendrá el apoyo total de Microsoft, creando un entorno similar al que los usuarios de Xbox experimentan desde hace tiempo. Esto es algo inesperado, tomando en cuenta que los japoneses se habían mantenido alejados de cualquier unión con otra desarrolladora.

Microsoft mantiene su idea de plataforma unificada

Más allá de lo intempestivo de esta noticia; lo que podemos resaltar es que se da dentro del marco del proyecto de “plataforma unificada” de Microsoft, donde la compañía ha abierto sus herramientas y desarrollos para que puedan ser usados por la competencia; esto trajo como consecuencia un acercamiento con Nintendo en el crossplay y la liberación de licencias exclusivas en Switch.

Sin olvidar que varios juegos de Xbox pueden ser jugados tanto en consola como en PC (sin necesidad de comprar una copia para cada plataforma) y la expansión de Xbox Live a otros sistemas, como los dispositivos móviles. Como mencionamos, la única que se mantenía fuera de esta dinámica era Sony con PlayStation, que incluso tardó en permitir el crossplay; sin embargo, parece que se ha relajado en algunas de sus políticas.

Publicidad