En 1950 los científicos soviéticos encarcelados por sublevación al régimen de Joseph Stalin comenzaron a sentar las bases teóricas y técnicas para lo que estaba destinado a convertirse en un aparato de vigilancia generalizado, permitiendo que la KGB escuchara todas y cada una de las conversaciones, identificara todas y cada una de las voces de disidentes y creara un control político casi total.

Fue un poder que ningún líder soviético alcanzó. Sin embargo, 69 años después de que Stalin lanzara ese proyecto, Vladimir Putin puede ser el primero en completarlo, de acuerdo a una investigación hecha por Andrei Soldatov e Irina Borogan y que plasmaron en el libro The Red Web: The Kremlin´s War on the Internet.

Borogan y Soldatov han pasado una década y media informando sobre el oscuro mundo de los servicios secretos de Rusia a través de su blog, Agentura.ru. Son unos de los principales expertos de Moscú en espionaje, censura y paranoia.

Su tesis central aquí es bastante directa: los policías secretos, incluido el mismo presidente -el ex alumno más famoso de la KGB- están constantemente preocupados por el poder “subversivo” de Internet, por lo que han construido una de las redes de espionaje más intrusivas del planeta y están sistemáticamente legislando en contra de las libertades tradicionales del ciberespacio.

Publicado en 2015, el libro documenta lo que los autores consideran la “batalla monumental por el futuro de Internet”. Es así como examinan la historia de las tecnologías de vigilancia en la extensa nación, el control autoritario de la Unión Soviética sobre la información y su distribución, y el legado de esta mentalidad a medida que repercute en la Rusia en la era digital.

Pero particularmente, los autores también trazan la historia del sistema ruso de búsqueda y vigilancia SORM (Systema Operativno-Rozysknikh Meropriyatiy, el Sistema para actividades de investigación operativa).

Este sirve de sistema que ayuda al Kremlin a mantener sus ojos en todas las llamadas telefónicas, el tráfico de correo electrónico y actividad de navegación de la web de todos los residentes del país.

Publicidad