La tinta para tatuajes podría utilizarse en un futuro en la detección de cáncer, según un estudio publicado en la revista científica Biomaterials Science. De acuerdo a los investigadores, el desarrollo de nuevos materiales de diagnóstico por imágenes para detectar el cáncer con mayor sensibilidad y especificidad tiene el potencial de mejorar significativamente las expectativas de una recuperación del paciente. En la actualidad, el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo la causa de casi una de cada seis muertes alrededor del planeta.

Al investigar pigmentos ya aprobados por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) para medicinas, cosméticos y alimentos, los autores del estudio encontraron que estos pigmentos, a menudo incluidos en la tinta para tatuajes, podrían utilizarse como medios de contraste en la detección del cáncer. De estos agentes colorantes, llamados tintas ópticas, el verde 8 y el naranja 16 tuvieron el mejor desempeño, superando el de algunos tintes clínicamente aprobados y disponibles en el mercado.

Te puede interesar: Violencia doméstica en embarazo aumenta problemas de salud en recién nacidos

Los investigadores utilizaron estas tintas en conjunto con nanopartículas liposomales para evaluar su potencial para la formación de imágenes ópticas y de direccionamiento tumoral. En los ensayos con ratones, tras inyectar el tinte vía intravenosa, las imágenes de fluorescencia revelaron una localización significativa de las nuevas nanopartículas liposomales de tinta óptica en los tres modelos de tumores estudiados, en comparación con sus tejidos sanos vecinos.

Actualmente los científicos ya inyectan este tipo de nanopartículas con el fin encontrar las células cancerígenas cuando las nanopartículas se adhieren a ellas. Para localizarlas mediante imágenes por resonancia magnética, éstas deben ir teñidas con un medio de contraste. Uno de los problemas con este método es que los tintes suelen almacenarse en el hígado o el baso, por lo cual son necesarios tintes no tóxicos. Desafortunadamente, algunas de las opciones usadas al día de hoy no son visibles el tiempo suficiente para la detección oportuna del cáncer.

En México, según Infocáncer, un proyecto del Instituto Nacional de Cancerología, la situación de la enfermedad en México no es muy diferente de la situación global, con el tercer puesto en las causas de muerte, detrás de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. En el país, los cánceres más letales para las mujeres son el de seno, cervicouterino, de hígado, colorrectal y ovario, en dicho orden, mientras que para los hombres lo serían el de de próstata, de pulmón, colorrectal, de hígado y gástrico.

Debido a esta situación, este descubrimiento sobre la utilidad de los pigmentos de la tinta para tatuajes en la detección del cáncer supondría un gran avance, si se llevan a cabo las investigaciones y los experimentos aún necesarios para su aplicación en el diagnóstico oportuno del cáncer, que podría salvar la vida de mucha gente alrededor del mundo.

Publicidad