Twitter anunció un proyecto para combatir la desinformación que se basa en la colaboración de la comunidad. Se trata de Birdwatch, una iniciativa que le permitirá a los usuarios que se sumen a esta iniciativa, identificar información que consideran engañosa en tuits y escribir notas que brindan un contexto informativo.

“Creemos que este enfoque tiene el potencial de responder rápidamente cuando se difunde información engañosa, agregando un contexto en el que la gente confía y encuentra valioso. Finalmente, nuestro objetivo es hacer que las notas sean visibles directamente en los tuits para la audiencia global de Twitter, cuando existe el consenso de un conjunto amplio y diverso de colaboradores”, explicó la red social en su blog oficial.

Te puede interesar: Chrome avanza en eliminación de cookies para proteger la privacidad de los usuarios

Twitter inició las pruebas en Estados Unidos. Podría ampliarse a otras regiones, pero no hay confirmaciones al respecto. Durante una primera fase, las notas que hagan los usuarios solo se podrán ver en apartado separado en el sitio de Birdwatch, donde, además, los participantes de la comunidad podrán calificar la utilidad de ese aporte.

Hasta la fecha, hemos realizado más de 100 entrevistas cualitativas con personas de todo el espectro político que utilizan Twitter y hemos recibido un amplio apoyo. En particular, la gente valoraba que las notas estuvieran en la voz de la comunidad (en lugar de la de Twitter o una autoridad central) y apreciaron que las notas proporcionaran un contexto útil para ayudarles a comprender y evaluar mejor un Tweet (en lugar de centrarse en etiquetar el contenido como “verdadero” o “falso”)”, destaca la compañía en el comunicado difundido.

Con el objetivo de que sea transparente, desde Twitter informaron que se llevarán adelante los siguientes pasos:

  1. Todos los datos aportados estarán disponibles públicamente y se podrán descargar en archivos TSV.
  2. A medida que se desarrollen algoritmos que impulsan la plataforma, como los sistemas de reputación y consenso, el objetivo es dar a conocer ese código públicamente. El sistema de clasificación inicial ya está disponible y se puede consultar aquí.

Estas medidas buscan visibilizar los pasos que se realizarán en el marco de este proyecto para que el público pueda auditar y darle valor para la comunidad.

Por empezar hay que recordar que, como se mencionó anteriormente, se llevará adelante en un principio solo en Estados Unidos con lo cual el primer requisito para ser parte de este piloto es residir en ese país.

Por otra parte hay que cumplir con estos requisitos:

  1. Teléfono y correo electrónico verificados. La idea es que sea más probable que los participantes sean personas reales en lugar de bots o actores adversarios.
  2. Contar con los servicios de un operador telefónico confiable con sede en EE. UU. Esto busca reducir el uso de números de teléfono virtuales o creados artificialmente
  3. Autenticación de dos factores habilitada. De este modo se quiere reducir la posibilidad de intentos maliciosos de secuestrar las cuentas de los participantes.
  4. Sin notificación reciente de violaciones de las reglas de Twitter. Es un requisito clave para reducir las probabilidades de contribuciones abusivas.

“Queremos que cualquier persona pueda contribuir y que eliminemos o modifiquemos algunos de estos criterios a medida que la plataforma evoluciona y observamos la capacidad de la comunidad para promover un contexto de alta calidad que las personas encuentran útil”, se subraya en el comunicado.

Publicidad