Twitter ocultó un tuit del expresidente colombiano Álvaro Uribe por violar las reglas de la red social al “glorificar la violencia”, ya que incitaba a usar armas contra los manifestantes, a pesar de las denuncias que se volvieron a repetir en la jornada de protestas del miércoles por brutalidad policial.

“Tomando en cuenta el contexto de la situación actual en Colombia, hemos accionado ese Tweet, por violación de las Reglas de Twitter“, estimó la red social.

En el mensaje, el expresidente de derechas apelaba al “derecho de soldados y policías de utilizar sus armas para defender su integridad“, lo que la red social consideró que podría inspirar a terceros a cometer actos de violencia.

Por tanto, pidieron a Uribe que eliminara el mensaje y mientras tanto lo ocultaron para que dejase de ser difundido y compartido.

“Según estándares internacionales, la policía solo puede emplear armas de fuego como última opción para impedir una amenaza cierta a la vida o la integridad física”, le respondió al expresidente (2002-2010) el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco.

Esta polémica sucede después de las masivas manifestaciones contra la reforma tributaria que quiere aprobar el Gobierno que tuvieron lugar el miércoles en muchas ciudades de Colombia y continuaron el jueves con menor asistencia, y que transcurrieron en general de forma pacífica, pero acabaron con episodios violentos entre el Escuadrón Antidisturbios de la Policía (Esmad) y los manifestantes en Cali y Bogotá.

La tensión se elevó sobre todo en Cali, la tercera ciudad más importante del país, donde desde el miércoles se vienen sucediendo este tipo de choques, y también se produjeron actos vandálicos de personas presuntamente ajenas a las manifestaciones contra bancos, supermercados, comisarías de policía y mobiliario urbano.

Organizaciones sociales informaron de tres muertos en esta ciudad y uno de ellos, Marcelo Agredo, un menor de 17 años, fue capturado en varios videos donde se puede ver como le propina una patada a un agente motorizado y este se gira y dispara a quemarropa en su dirección hasta en ocho ocasiones, hasta que tras un último disparo se desploma en el suelo.

La Policía de Colombia dijo que 87 agentes fueron lesionados el miércoles y dos se encuentran en estado delicado, mientras que la ONG Temblores, que registra en una plataforma los abusos policiales en protestas, informó de 184 casos de violencia policial el miércoles y el jueves, entre los que hay 46 víctimas de violencia física y los tres fallecidos de Cali.

También mencionaron dos casos de personas que presuntamente sufrieron abusos sexuales por parte de los agentes de seguridad y dos desaparecidos.

Publicidad