En su necesidad de continuar innovando y mantenerse como uno de los servicios de transporte particular más utilizado en el mundo, Uber lanzó RideCheckm, una función para rastrear los viajes del usuario en caso de algún inconveniente.

La nueva función de la aplicación, enviará una notificación automática a conductores y pasajeros si detecta una parada larga o un posible accidente, esto con la finalidad de seguir brindando mejores condiciones de seguridad.

Ridecheck hará uso de todos los sensores del teléfono móvil, como el GPS, acelerómetro y giroscopio, con la finalidad de detectar si se ha producido algún incidente, como un choque o el desvío de una ruta.

Si la aplicación detecta alguna anomalía en el viaje, como una parada brusca, movimiento extraño dentro del vehículo o un desvío en la ruta establecida, enviará una notificación tanto al usuario como al conductor preguntando si todo se encuentra bien.

En caso de responder de forma negativa, RideCheck guiará por una serie de acciones a realizar, que incluye llamar al servicio de emergencia (911, para Estados Unidos), marcar a la línea segura de la compañía, entre otras medidas de seguridad.

De esta forma, la compañía realizará un acompañamiento de viaje e incluso detectará situaciones para que sigan mejorando la aplicación y sus medidas de apoyo para usuarios y conductores.

En los últimos años, Uber y otras compañías han estado inmersas en diversas situaciones, sobre todo por la conducta de sus choferes, que van desde el acoso, hasta situaciones de secuestro. Por ello se han visto en la necesidad de mejorar sus medidas de seguridad para proteger a los usuarios de la app.

“Les brindamos a su alcance un monto de opciones para obtener ayuda. Nuestro objetivo realmente es detectar ciertas situaciones a medida que ocurren”, dijo Sachin Kansal, jefe de productos de seguridad de Uber.

Publicidad