Estudiantes de Ingeniería en Biotecnología (IBT) del Tec de Monterrey, campus Guadalajara (México), han diseñado un parche para medir los niveles de azúcar. Después de su participación en la competencia en International Genetically Engineered Machine (iGEM) 2019, en Boston, renovaron su investigación. En este concurso presentaron su proyecto, una biotinta de Gliksys -similar a una pluma- hecha con microorganismos vivos, que calcula la glucosa y mediante el color muestra su cantidad en la sangre.

El equipo, conformado por 18 estudiantes del Tec de Monterrey, obtuvo medalla de plata, ante 6.000 participantes de cinco continentes. Actualmente la investigación que realiza este equipo ayudará a medir los niveles de glucosa de una forma fácil, práctica, sin dolor y de manera no invasiva.

Te puede interesar: La mala calidad de la dieta influye más en el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 que la obesidad

Triana Mayra Sánchez Huerta, estudiante de Ingeniería en Biotecnología del Tec, campus Guadalajara, expresó que “después de la competencia en IGEM 2019 tuvimos retroalimentación, tanto los jueces como de la comunidad internacional”.

Y después de investigar los dispositivos de monitoreo constante de glucosa que hay en el mercado, “nos concentramos en idear la forma de un parche con microagujas que consistiera en capas”. Explicó que es un pequeño y delgado parche de microagujas que indica los niveles de glucosa y se conecta a través de bluetooth (red inalámbrica) a una aplicación al celular.

“Las bacterias dentro de la matriz pueden durar hasta dos meses, no se tendría que comprar todo el dispositivo varias veces, solo se tendría que cambiar las tiras que vienen las microagujas”, precisó Triana.

Daniel Díaz López, estudiante de Ingeniería en Sistemas Computacionales (ISC) del Tec de Monterrey, campus Guadalajara, compartió que hicieron modificaciones al prototipo, respetando su base original, sin dolor y de innovación.

De esta forma empezaron a crear este nuevo método, apoyados por profesores del Tec de Monterrey, campus Guadalajara. Es un dispositivo a base de microagujas que se coloca en la piel para un continuo indicador de niveles de glucosa, puntualizó Daniel Díaz. Con este nuevo enfoque de investigación para la Monitorización Continua de Glucosa (MCG) se podrá implementar fácilmente, sin la necesidad de algún equipo especializado. (Fuente: TEC de Monterrey/DICYT)

Publicidad