Un estudio de simulación, realizado por el profesor Brandon Johnson, de la Universidad Brown, en Rhode Island, y el Departamento de Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente, de la Universidad de Michigan.

Liderado por la investigadora Molly Range, sobre el impacto del asteroide que extinguió a los dinosaurios demuestra que el tsunami que provocó el meteorito fue de 1,600 metros de altura y que se movió por todo el océano.

Después de la ola inicial hubo réplicas en distintas partes del planeta. En el Golfo de México, las olas alcanzaron los 100 metros mientras que en el Pacífico Sur y el Atlántico Norte, las olas se elevaron a 14 metros y en el Pacífico Norte a 4 metros.

Publicidad