En la comunidad indígena de Saraguro, asentada en el sur del Ecuador, en el cantón Saraguro, en la provincia de Loja, los jóvenes han empezado a volverse “virales”. A través de las redes sociales, los youtubers saraguros han ganado relevancia y millones de personas alrededor del mundo consumen sus contenidos. El pueblo perteneciente a la nacionalidad kichwa de la sierra ecuatoriana se ha convertido en la cuna de celebridades en internet.

El nombre Saraguro no tiene una definición concreta, sino varias interpretaciones. De acuerdo a la explicación de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), para algunos el nombre proviene de sara (maíz) y guru (gusano), por tanto, Saraguro significaría “gusano del maíz”. Para otros su denominación haría referencia a las mazorcas secas de maíz, o provendría de sara y jura (germinado), es decir, significaría “maíz que germina o crece”. La CONAIE explica que las diversas interpretaciones del significado de Saraguro, “está claro, independientemen­te de su significado, es que su nombre está estrechamente ligado al maíz y reafirma la importancia económica, social y simbólica que este tiene en la vida del pueblo Saraguro”.

Nancy Risol fue la primera youtuber que surgió del pueblo Saraguro, considerado una etnia milenaria del Ecuador. En 2018, la joven, que en aquel entonces tenía 16 años, empezó a hacer videos para publicarlos en YouTube y Facebook. En tan solo un año alcanzó los 100.000 suscriptores en YouTube y obtuvo el gran botón de plata. Además, estuvo nominada a los Eliot Awards 2019 como mejor youtuber de comedia.

En alguno de sus videos, Risol habló de sus inicios y explicó: “Yo no sabía nada de las redes sociales. Me acuerdo que vi a un chico en YouTube y dije ‘Wow, ¿cualquiera puede ser youtuber?’, entonces me puse a pensar que nadie me conoce y empecé con Facebook y luego subí mi primer video por el mes de julio y tuve buena acogida desde mi primer video”.

Ahora, después de tres años, Nancy Risol tiene más de 2 millones de suscriptores en YouTube, más de 5 millones de seguidores en Facebook y más de 800.000 seguidores en Instagram. Su contenido es cómico y los produce desde los amplios pastizales de su comunidad. Dos de sus personajes principales son su torito y su perro firulais.

La madre de Risol, Rosa Puglla, ha dicho que los videos sirven “para que (Nancy) pueda socializar, a lo mejor que vaya a la universidad, que no tenga nervios. Ella quiere viajar, conocer otros lugares del país, ojalá se le cumpla el sueño a mi hija”.

Con el éxito de Risol, también aparecieron otros jóvenes decididos a participar en el mundo de la producción audiovisual. Por ejemplo, según recoge diario El Comercio, en 2019 ante la falta de empleo familiar, Manuel Morocho, también de la comunidad Saraguro, creó la productora Activos. La esposa de Manuel, Tania Sigcho, también colaboraba en el canal Ashukito, de su primo Geovanny Tene. Allí Manuel y Tania aprendieron sobre guion, producción y actuación. Eso los llevó a crear sus propios videos.

Manuel y Tania empezaron a distribuir sus videos en Youtube, en distintos canales, y a los ocho meses de estar al aire consiguieron tres botones de plata. Sus canales son Jushito, Soy Tania, Reflexiones Tania, Estefany y Jushito Comunica.

Geovanny Tene y Pedro Tene también producen contenidos de comedia para YouTube. Geovanny creó el canal Adonis que cuenta las situaciones cómicas de Ashukito, un niño saraguro que narra sus aventuras mostrando su identidad cultural y vestimenta.

Por su parte, Pedro tiene los canales Ahora Pit y El Aparato, pero hace menos de un año también administraba los canales de Nancy Risol, Mary Guamán, Uvitas y Edis Vlogs –youtubers indígenas ecuatorianos– quienes ahora producen sus propios contenidos.

Los ingresos que reciben por sus contenidos en Youtube, dicen los creadores, han favorecido a tener una mejor calidad de vida y a costear los gastos de sus familias.

Publicidad