La compañía israelí se hizo mundialmente conocida y atrajo la atención de los inversores después de haber logrado con éxito cultivar carne en el espacio exterior e imprimir el primer bistec de chuletón sin sacrificar un animal en el mundo.

Recientemente ha completado la ronda de financiación Serie B de USD 105 millones en inversión liderada por Growth Fund de L Catterton y DisruptAD, afirmó Bloomberg.

El dinero recaudado se utilizará para comercializar sus filetes de ternera cultivada, aumentar la fabricación y ampliar la gama de productos.

Esta es una de las mayores rondas de financiación para la naciente industria de la agricultura celular, que produce proteínas como carne de res y pollo a partir de células en lugar de sacrificar animales vivos. Ahora hay más de 70 empresas de carne celular en todo el mundo, los consultores Kearney predicen que la industria representará hasta el 35% del mercado mundial de carne con proyecciones de crecer hasta USD 1.8 billones para 2040.

“Continuamos implementando de manera muy agresiva nuestro plan de reducción de costos”, dijo el director ejecutivo de Aleph Farms, Didier Toubia, en una entrevista con el medio económico. La compañía apunta a alcanzar la paridad de precios con la carne convencional dentro de los cinco años posteriores al lanzamiento inicial al mercado.

Las empresas de alimentos y carne Thai Union Group, BRF SA y CJ CheilJedang Corp. también participaron en la ronda de recaudación de fondos, al igual que inversores existentes como Cargill Inc. El dinero fresco eleva la financiación total de la empresa a más de 118 millones de dólares, lo que convierte a Aleph Farms en la tercera la startup de carne cultivada más financiada del mundo, según el investigador Dealroom.

Aleph Farms ha llamado la atención en los últimos años al cultivar un bistec chuletón utilizando bioimpresión 3D, recibiendo al ex primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, para una degustación el año pasado y creando un tejido muscular de vaca en una estación espacial. Según la compañía, en su plan de comercializaciín han establecido acuerdos con BRF de Brasil y Mitsubishi Corp. de Japón para llevar carne cultivada a sus mercados nacionales.

La compañía planea completar su fábrica piloto a finales de este año y quiere enfocar primero las ventas a restaurantes. Aleph Farms está en conversaciones con reguladores en varios países para comercializar sus productos. Su asociación con DisruptAD, con sede en Abu Dhabi, puede resultar en una fábrica en el emirato para suministrar productos cárnicos cultivados en los Emiratos Árabes Unidos y la región del Golfo, dijo la compañía.

“La seguridad alimentaria debería ser un tema crítico para la colaboración, especialmente en Oriente Medio y Asia”, dijo Toubia. “Vemos a Aleph Farms y la carne cultivada como una piedra angular potencial para una mayor seguridad alimentaria en esas dos regiones”.

Publicidad