Para sorpresa de muchos, dos plantas comunes tienen la portentosa capacidad de absorber con gran eficacia diversos elementos químicos tóxicos dispersos en suelos contaminados. Y, aunque pueden llegar a acumular en su interior altas concentraciones de esos elementos, sobreviven a ello, lo que les permite desempeñar su labor de saneamiento durante un largo tiempo. Dado que ambas plantas acumulan los elementos tóxicos en sus partes situadas por encima del suelo en vez de en las situadas por debajo, con su acción retiran del suelo esas sustancias y lo sanean.

Los vegetales en cuestión, investigados por Irina Shtangeeva, científica del Departamento de Ciencia del Suelo y Ecología del Suelo, en la Universidad de San Petersburgo de Rusia, son el trigo y la hierba de la especie Elymus repens, conocida con nombres populares como “grama”.

Te puede interesar: Google anuncia un sistema de detección de sismos basado en teléfonos Android

Esta capacidad de ambas plantas para extraer metales tóxicos de suelos contaminados puede utilizarse para una limpieza eficaz de terrenos con este problema.

Es ya una práctica común recurrir a vegetales para limpiar suelos contaminados sin dañarlos y a un costo barato. La estrategia se conoce como “fitorremediación”. Pero lo usual es que cada planta sea capaz de acumular un solo elemento químico en su parte situada por encima del suelo.

“La búsqueda de nuevas plantas que puedan acumular un solo metal es un trabajo sin salida”, opina Shtangeeva. “El suelo suele estar contaminado con más de un elemento tóxico. Por lo tanto, para el uso exitoso de la fitorremediación, es importante encontrar plantas que acumulen en cantidades lo bastante grandes varios elementos tóxicos en las partes aéreas sin que esas plantas sufran daños significativos en su desarrollo”.

Shtangeeva descubrió que el trigo es capaz de sobrevivir en las condiciones más adversas de toxicidad, mientras que acumula eficientemente varios elementos químicos peligrosos del suelo. La Elymus repens es una de las malas hierbas más comunes en los jardines. También crece bien cerca de las calles con tráfico denso. Se distingue por su vitalidad y la capacidad de acumular en grandes cantidades diversos elementos químicos peligrosos.

Ya se conocen y usan muchas plantas capaces de extraer del suelo cadmio, níquel, selenio y algunos otros elementos. Por eso Shtangeeva buscó vegetales capaces de extraer elementos químicos bastante más inusuales en la fitorremediación. El trigo y la Elymus repens son capaces de extraer del suelo y acumular eficiente y simultáneamente bromo, europio, escandio, torio y uranio.

Una vez que las plantas han absorbido estos elementos químicos, pueden incluso servir de materia prima para un nuevo tipo de negocio, que seguramente será habitual en el futuro: extraer para usos industriales esos elementos. Incluso ahora, en Alemania, Suiza, EE.UU. y algunos otros países, ya hay algunas empresas comerciales que aceptan estos vegetales para su procesamiento y extraen los elementos químicos a fin de reutilizarlos en la industria. (Fuente: NCYT de Amazings)

Publicidad