Los recientes cambios en la política de privacidad de WhatsApp han causado un gran revuelo entre sus usuarios durante la última semana, al grado de que se realizó una migración masiva de usuarios en otras plataformas que ofrecen un servicio similar, como Telegram o Signal. Esto dio pie para que WhatsApp replanteará su estrategia e hiciera algunas modificaciones.

Hace una semana WhatsApp mandó un mensaje a sus usuarios para que aceptaran la nueva política de privacidad teniendo como fecha límite el 8 de febrero. Si no lo hacían, la aplicación cerraría sus cuentas. Para hacer las cosas más confusas, la actualización también decía que WhatsApp se asoció con Facebook en nuevas “integraciones”, sin decir específicamente cómo funcionaría el intercambio de datos.WhatsApp pospone su política de privacidad.

A principios de esta semana, WhatsApp buscó aclarar las cosas con una infografía relacionada con la nueva política, pero esto no fue suficiente para calmar las preocupaciones de las personas. Este viernes 15 de enero WhatsApp, a través de un blog de su página oficial, dijo que pospondría esta condición en medio de un gran éxodo de sus usuarios, dando oportunidad hasta el 15 de mayo del 2021:

Anuncios

«De momento, extendemos la fecha límite para que los usuarios revisen y acepten las Condiciones. No se suspenderá ni eliminará ninguna cuenta el 8 de febrero. Además, tomaremos una serie de medidas para aclarar la desinformación con respecto a la forma en que funcionan la privacidad y la seguridad en WhatsApp».

WhatsApp pospone su política de privacidad 2Foto: 20 minutosMuchas de las dudas y miedos de los usuarios de WhatsApp vienen que la idea de que la aplicación es propiedad de Facebook, que tiene un historial cuestionable en términos de privacidad digital. WhatsApp ha intentado en repetidas ocasiones aclarar que la política actualizada no generará cambios reales para los usuarios al hablar con amigos o familiares. Pero muchos se niegan a darle a Facebook el beneficio de la duda.

WhatsApp reiteró este viernes que seguirá utilizando el cifrado de extremo a extremo, lo que significa que nadie, ni siquiera Facebook, podrá leer sus mensajes: «Tampoco podemos ver su ubicación compartida y no compartimos sus contactos con Facebook». La compañía también aclaró que la actualización de la política se ocupa principalmente de las empresas que usan WhatsApp para enviar y almacenar mensajes con los consumidores: «Esta actualización no amplía nuestra capacidad para compartir datos con Facebook».

Sin embargo, este cambio es un recordatorio de que WhatsApp comparte algunos datos de usuario con Facebook. Mientras tanto, la compañía aplazó la fecha de aceptación de la política de privacidad hasta el 15 de mayo. Esto quiere decir que las políticas no cambian, únicamente WhatsApp está dando a los usuarios más tiempo para aceptarlas o seguir utilizando su aplicación mientras tanto.

Publicidad