Facebook añadió su nombre a las aplicaciones de su propiedad Instagram y WhatsApp, que en pasarán a bautizarse “Instagram de Facebook” y “WhatsApp de Facebook”, según informaron medios especializados.

En el caso de la segunda, ya se pueden observar los cambios, aunque sin que se note demasiado.

“Queremos ser claros acerca de los productos y servicios que son parte de Facebook”, indicaron fuentes de la compañía a los portales The Verge y The Information hace un par de semanas cuando se dio a conocer que cambiarían los nombres. 

Instagram y WhatsApp son, junto a la firma de realidad virtual Oculus, las mayores compras que Facebook ha realizado en toda su historia, cerrándose la primera en 2012 por 2 mil millones de dólares, y la segunda, en 2014 por 19 mil millones.

Se da la circunstancia de que con los cambios de nombre la empresa con sede en Menlo Park (California) resaltará su control sobre estas aplicaciones justo en el momento en que la Comisión Federal del Comercio (FTC) de Estados Unidos examina ambas adquisiciones en la investigación que mantiene abierta contra la compañía por presuntas prácticas monopólicas. 

Publicidad