La revista The National Interest se ha hecho eco del “arma secreta” de los Su-57: los modernizados cañones GSh-30-1 de 30 milímetros con los que están equipados los cazas rusos de quinta generación. Previamente, en la red apareció un video de la prueba en tierra de esos cañones, disparando contra un objetivo cercano.

Te puede interesar: ¿Capaz de superar sistemas antiaéreos chinos y rusos? Lockheed Martin muestra su dron secreto Speed ​​Racer

El autor del artículo, que se especializa en materia de seguridad nacional, señala que todavía no queda claro de qué manera exactamente se ha mejorado el GSh-30-1, en comparación con el modelo original soviético de los años 1980.

“El cañón pesado de corto retroceso tiene una gran potencia, pero a expensas de la posibilidad de sacudir el armazón con vibraciones extremas y de generar elevados niveles de ruido”, sostiene la revista, explicando que esto podría suponer un problema para un caza sigiloso como el Su-57.

“Aun así, los ingenieros soviéticos han demostrado que el retroceso del cañón puede mitigarse parcialmente con soluciones de montaje creativas. La prueba de fuego mostrada en este video podría ser parte de esos esfuerzos”, concluye.

Publicidad