El exceso de videollamadas puede generar hastío en los trabajadores que se ven obligados a pasar de una reunión virtual en otra durante todo el día.

Este tipo de encuentros remotos tienen un nivel de exigencia diferente al que surge en los encuentros cara a cara.

Es necesario estar mirando la pantalla de forma constante, se vuelve más difícil apartar la vista de la cámara y se requiere un nivel de atención mayor ya que disminuyen otros elementos de comunicación no verbal que se dan cuando uno está frente a frente.

Te puede interesar: Coronavirus virtual: crean virus que “infecta” smartphones para probar distanciamiento social

Tal es el hartazgo que hasta ya se habla de “fatiga de zoom” que en la Universidad de Stanford hay un equipo de investigación abocado a estudiar el impacto psicológico que tiene esto en los usuarios y hasta han compartido recomendaciones para evitar ser presos del cansancio y el estrés que esta forma de interacción puede generar.

Pero hay alguien que fue más allá y creó un sistema para sabotear deliberadamente las llamadas y así encontrar una forma de escapar a esos encuentros. Se trata de Sam Lavigne quien desarrolló Zoom Escaper, un widget para la web que permite agregar una variedad de efectos de audio falsos a la videollamada, con el objetivo de generar razones para poder terminar la reunión.

Zoom Escaper es una herramienta que lo ayuda a escapar de las reuniones de Zoom y otros escenarios de videoconferencia. Le permite autosabotear su transmisión de audio, haciendo que su presencia sea insoportable para los demás”, se menciona en la página oficial.

Se puede elegir entre eco, sonido de mala conexión, ladridos de perros, ruidos de construcción, bebés que lloran, perro y viento. Para usar esta herramienta se necesita habilitar el micrófono haciendo clic en el ícono para tal propósito, en la página web.

Luego hay que descargar un software de audio gratuito llamado VB-Audio que enruta su audio a través del sitio web. Una vez hecho esto se debe cambiar la entrada de audio en Zoom desde el micrófono a VB-Audio. Se explica que esos sonidos molestos no serán oídos por el usuario que utiliza esta herramienta sino simplement por los usuarios que están del otro lado de la videollamada.

Ésta no es la primera ni la única creación de Lavigne para sabotear las videollamadas. También cuenta con una herramienta llamada Zoom Deleter, que, como su nombre lo indica sirve para borrar la aplicación. En su sitio web se explica que el sistema verifica continuamente la presencia de esta aplicación en la computadora y, si la encuentra, lo elimina de inmediato.

Publicidad