El director Arturo Morell, quien con su labor teatral quita etiquetas a las personas que perdieron la libertad, en este caso a las mujeres que han estado en la cárcel, considera que el teatro sana, por eso, dentro del Festival Internacional Cervantino (FIC) hace funciones dentro y fuera de las cárceles, para llevar sanación a mujeres recluidas”.

Abogado, diplomático, director y productor de teatro y cine con un profundo interés en temas sociales, Morell estrenó la puesta en escena “Alquimia y transmutación”, que da nueva luz a la forma de observar la influencia de “Aldonza” en miles de mujeres, mexicanas y del mundo, presas dentro y fuera de una cárcel por la circunstancia que sea.

Las catacumbas del Mesón de San Antonio en esta ciudad minera y colonial sirvieron de marco para el estreno mundial de la obra que sensibiliza sobre la importancia de defender la dignidad del género femenino. Eso, explorando al personaje “Aldonza de Lorenzo”, de Miguel de Cervantes, como motor de transformación y empoderamiento, explicó Morell.

Dijo a Notimex, en entrevista, que hace tiempo trabaja sobre “Aldonza”, personaje de “El Quijote” de Cervantes, para la cual conformó una compañía teatral integrada por actrices profesionales como Laura Luz, Elizabeth Guindi, y la sargento Alejandra Álvarez, y dos mujeres que han estado internas en diversas entidades del país, incluyendo Guanajuato.

“Busqué actrices que tuvieran la pasión, la entrega y la capacidad de poder reinterpretar la historia de ese personaje cervantino. Al mezclar todas esas historias, porque cada una de ellas tiene una distinta qué contar, logré una mezcla homogénea y al final emergió ‘Alquimia’, una confrontación de elementos para transformar algo en otra cosa”, añadió.

La obra es encargo del Festival Internacional Cervantino (FIC) para ser estrenada en dos montajes: uno con una compañía teatral mixta (profesional y ex internas) el sábado 13 y domingo 14 en las catacumbas, y otro, hoy lunes 15 y mañana 16, a las 17:00 horas, con actrices reales e internas del Centro de Readaptación Social (CERESO) de Guanajuato.

De acuerdo con Arturo Morell, el estreno mundial de la obra en el FIC representa motivo de orgullo para él, quien lleva 15 años trabajando con mujeres en los centros de prisión para mujeres en todo México. “Me interesa que el teatro no solo entretenga, sino que deje una experiencia de vida que ilumine y eleve el espíritu de la gente que asiste a cada función”.

Escrita por él mismo, “Alquimia y transmutación” suma muy diversas experiencias de vida con un objetivo común, la dignificación y empoderamiento del género femenino. “Aldonza Lorenzo” o “Dulcinea del Toboso” es la musa, princesa y gran señora en la mente “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”; esa es la analogía de Morell.

Cervantes narra que en cierta ocasión, “Don Quijote” se topa con un grupo de mercaderes a quienes exigen que proclamen que “Dulcinea”, Emperatriz de La Mancha, es la dama más hermosa sobre la Tierra. Ellos se rehúsan pues nunca la han visto, y él responde: “La importancia está en que sin verla lo habéis de creer, confesar, afirmar, jurar y defender; donde no, conmigo sois en batalla, gente descomunal y soberbia”.

Consecuentemente, “Alquimia y transmutación” manda un mensaje de dignificación e importancia de la equidad de género por medio del canto, el baile, la meditación y la relajación, en una actitud positiva que cambiará la vida de sus protagonistas.

En la primera aparición intervinieron las actrices profesionales Laura Luz, Elizabeth Guindi, Sandra Martínez, Ivette Cabrera, Valeria Morell, Edith Mercedes Cárdenas, Laura Jaramillo y la Sargento Alejandra Álvarez. Eso sucedió el pasado sábado y domingo en las catacumbas Mesón de San Antonio, hoy ocupado por la Universidad de Guanajuato.

El mismo elenco ofrecerá una segunda presentación hoy y mañana, a las 17:00 horas, en el área femenil del CERESO Guanajuato, integrándose a la actuación de las 32 internas que conforman el total de la población de ese centro. Estas funciones serán abiertas al público mediante la solicitud de asistencia por correo electrónico a las oficinas del FIC.

Arturo Morell obtuvo el Premio Nacional por la Igualdad y la No Discriminación 2017 del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. En 2014 recibió en el Senado de la República el Doctorado Honoris Causa por parte del Claustro Doctoral México por su trayectoria internacional en el mundo del arte, la diplomacia y la cultura.

Finalmente, Morell comentó que el debut de la pieza “Alquimia y transmutación” en el marco del FIC que este año corre del 10 al 28 del mes en curso, aporta elementos sobre la importancia de la cultura como vehículo de transformación social. “El teatro que hago es de experiencias de vida que generan luz y sanan a quienes lo hacemos y a quienes nos ven”.

NTX/JCC/LMC/CVTES

Publicidad