“Un gran poder con lleva una gran responsabilidad”, esa frase que el tío Ben, antes de ser asesinado, le dio a su sobrino Peter Parker, cuya identidad secreta es Spider-Man (el Hombre Araña), sentó las bases para el surgimiento de uno de los superhéroes más populares de la cultura moderna, que ahora celebra 60 años, pero que sigue tan vital y ágil como siempre.

Spider-Man, la leyenda más joven del mundo Marvel que surgió de la mano y la cabeza de Stan Lee y Steve Ditko, celebra 60 años tras un largo y exitoso recorrido entre cómics, películas y series animadas en televisión.

Creado en agosto de 1962 por Stan Lee con la brillante colaboración del diseñador Steve Ditko, el estudiante de secundaria Peter Benjamin Parker (también conocido como Spider-Man) ve la luz en el número 15 de la revista “Amazing Fantasy”.

Anuncios

La prueba del personaje que se balanceaba entre los edificios de Nueva York dio en el blanco. El éxito llegó rápido y fue abrumador, con lo cual pronto tuvo su propia revista.

Las aventuras del joven Peter Parker, cuya vida cambió drásticamente al momento de ser picado por una araña radioactiva, resistió durante 700 números con altibajos, un progresivo crecimiento y transformación (sobre todo tras el polémico abandono de Ditko).

El verdadero punto de inflexión fue gracias al cine, después de una larga temporada de series de televisión y dibujos animados para niños.

Uno de los primeros éxitos fuera de los cómics, fue la primera adaptación en dibujos para televisión. La serie animada fue estrenada por ABC Channel, en 1967 y producida por Grantray-Lawrence Animation.

Sin tener un despliegue visual satisfactorio, pero con una música en los títulos que se volvió un clásico, la serie popularizó al personaje a nivel mundial.

Las tres temporadas del dibujo animado fueron suficientes para continuar posteriores adaptaciones a lo largo de los años.

De hecho, en 2002 se estrenó “Spider-Man” de Sam Raimi, firmada por Sony-Columbia dos años antes para llevar a cabo un proyecto que hasta el momento había pasado por demasiadas manos.

Desde la década de 1980, Stan Lee había estado negociando los derechos de su creación con varias productoras y muchos directores habían jugado con el proyecto, desde Tobe Hooper hasta David Fincher (a quien se le rechazó un guión prefabricado), pasando por James Cameron.

Para el intérprete se mencionaron los nombres de Tom Cruise o Charlie Sheen y hasta del jovencísimo Leonardo DiCaprio; la producción había pasado por varias compañías hasta que Sony impuso su marca.

Raimi concibió el proyecto desde el principio como una trilogía épica del héroe, con un casi desconocido Tobey McGuire como Peter.

La película, escrita por David Koepp, utilizando parte del guión de James Cameron, es el primer capítulo de una trilogía pero también de una gran franquicia cinematográfica y, como en el cómic original, cuenta la historia del joven Peter Parker que, mordido por una araña radioactiva, adquiere poderes y sentidos arácnidos.

Peter, tras la inesperada y traumática muerte del tío Ben, decide poner sus poderes especiales al servicio de la humanidad convirtiéndose en el superhéroe conocido como Spider-Man, balanceándose entre los edificios de Nueva York.

Tal y como había ocurrido con el cómic original, la versión para la gran pantalla encontró una inmediata repercusión, tanto que tras la salida de Raimi el éxito se mantuvo invariable hasta el reciente “No Way Home” de Jon Watts y Tom Holland como el héroe, y ya con Marvel en manos de Disney.

Entre Raimi y Watts, hubo dos películas más. Esta vez fue Andrew Garfield quien se pondría el traje en “The Amazing of Spiderman” y su secuela.

Te puede interesar: VIDEO: Un ingeniero crea un lanzador de ‘telaraña’ que permite columpiarse a lo Spider-Man

“Comparado con mis otros superhéroes, es mucho más joven, entiende las ansiedades y miedos de un chico como muchos otros”, explicó alguna vez Stan Lee. “Y con los años ha ido creciendo con su tiempo. al igual que sus lectores y espectadores”.

Hoy surgen los rumores de un nuevo regreso de Raimi detrás de la cámara, no sin antes poner una condición: seguir con McGuire como el arácnido.

El actor, tras asomarse al metaverso de la última aventura, parece más que listo para el esperado reencuentro.

Al fin y al cabo, con recaudaciones millonarias a sus espaldas quién podría decirle todavía que no a Spider-Man, el adolescente del eterno retorno.

Publicidad