Empresarios mexicanos residentes en España pidieron este lunes tomar “en serio” las declaraciones de la pasada semana del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cuando sugirió llevar a cabo una “pausa” en las relaciones entre ambos países.

Según dijo a EFE el presidente de la Asociación de Emprendedores, Empresarios y Profesionales Destacados Mexicanos en España (Mexicanos Aquí), Octavio Isaac Rojas, esta organización echó “en falta” una respuesta “más enterada y propositiva” por parte del gobierno español.

“Las declaraciones no van a ser las últimas, viendo la repercusión que han tenido, por eso requiere una respuesta más enterada y más propositiva por parte del lado español. Por mucho que se piense que las declaraciones son populistas, se tienen que tomar en cuenta”, dijo.

Anuncios

En esa línea, Rojas pidió crear un espacio de diálogo “a diferentes niveles”, donde estén los responsables de Exteriores y Economía de ambos gobiernos y también los mandatarios.

“Se tiene que dar una conversación a diferentes niveles, lo que se ha hecho ha sido decir que España está en el mercado europeo y que la interlocución se tiene que dar ahí, pero se necesita un espacio aquí en España, de máximo nivel pues es el presidente quien está hablando”, añadió.

López Obrador planteó hacer “una pausa” en las relaciones con España, y también con las empresas porque, a su juicio, ambos países deben darse un tiempo para respetarse y que el gobierno de España no vea a México como una “tierra de conquista”. 

“Queremos tener buenas relaciones, pero no queremos que nos roben”, apuntó el presidente mexicano en la conferencia matutina del miércoles pasado.

Según datos de la Cámara Española de Comercio, México cuenta con alrededor de 6 mil 500 empresas con capital español. España es el segundo inversionista extranjero en México con 76 mil millones de dólares acumulados hasta el cierre del tercer trimestre de 2021.

Las declaraciones de López Obrador no pasaron inadvertidas ni en España ni en México, donde su propio partido político, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), matizó que la “pausa” propuesta no era una ruptura de las relaciones.

A su vez, el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, afirmó entonces que el Ejecutivo rechazaba “tajantemente las injustificadas declaraciones” de López Obrador.

Enrique Alcalá, empresario hispano mexicano residente en España, cree que el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, tendría que haberse pronunciado.

“Hemos echado mucho en falta una respuesta del presidente (Sánchez), entiendo que los asuntos de Exteriores son del ministro, pero también conciernen al presidente, que no ha dicho ni una palabra”, lamentó.

Te puede interesar: Desde el “deberían pedir disculpas” a “España llevó la libertad a América”: Las polémicas más sonadas entre España y México

Posibles dificultades para nuevas inversiones españolas

Tanto Rojas como Alcalá consideran que “pausar o detener una relación en el ámbito económico o comercial es muy difícil y no interesa a nadie”, pero para ambos “ello no significa que no se tenga que hacer algo al respecto”.

“Ahora se puede abrir una oportunidad para el Banco Santander (español) porque Banamex se marcha del país y podría absorber esa parte del negocio y otras oportunidades que no se concreten por esta situación”, citó Rojas como ejemplo.

Sobre este punto, Enrique Alcalá considera que “no va a pasar nada” tras las palabras de López Obrador, pero sí podría afectar a las empresas españolas que se vayan a abrir en México.

Publicidad