Dos razones fundamentales mueven los reiterados ataques que enfrenta Hipólito Rodríguez Herrero en la alcaldía de Xalapa. Y esas acometidas provienen de dos grupos que hasta hace pocos meses estaban agrupados en torno al exalcalde que dice dirigir al PRI estatal.

El primero de los grupos, ahora prófugo del zuñiguismo, hace méritos y le trabaja la plaza al candidato del PAN-PRD-MC, enviando obuses de todos tipos y calibres para desacreditar al alcalde morenista y a su equipo de trabajo. Su objetivo es quitar la mayor cantidad de adeptos al movimiento que comandan Andrés Manuel López Obrador y Cuitláhuac García.

El segundo grupo está formado por ingenuos seguidores y socios comerciales de Américo Zúñiga, que saben a la perfección que su causa electoral está totalmente perdida en Xalapa. Su objetivo no es político, su meta es minar la credibilidad de Hipólito y chantajearlo para que desista de las serias investigaciones que su gente de confianza está haciendo en el interior del ayuntamiento.

Ese es el verdadero terror de Américo, quien podría perder hasta la confianza de Pepe Yunes, cuando éste se entere de que el ex presidente municipal se le fue al monte con todo y reata, no obstante, los cientos de millones de pesos para obra municipal que el antes senador “le bajó” de la federación a su desleal e inútil amigo.

Entre los ediles del periodo anterior mucho se comentaba el esquema financiero que se seguía para acrecentar la figura de Américo y posesionar a Yunes Zorrilla como aspirante a la gubernatura. Y se logró parcialmente, el exalcalde fue inflado en medios y su imagen globalizada cubrió casi todos los cielos veracruzanos. No así el PRI y Pepe Yunes, quienes jamás vieron claridad en el firmamento xalapeño.

El disgusto del cuerpo edilicio y de varios de los socios defraudados, se manifestó en la inconformidad por los turbios manejos de un voraz operador financiero conocido como El Chema, asentado estratégicamente en el área de obras públicas, quien era auxiliado por varios jóvenes y viejos, hábiles para el dinero fácil. Y en las oficinas de la CMAS operó igualmente; allí se destinó mucho dinero para financiar a decenas de personas que alimentaban más la ambición de Américo que el proyecto del político peroteño.

Las obras de remodelación realizadas en las instalaciones de Miguel Alemán, se pagaron a precio de oro. Las calles repavimentadas dieron amplia tajada. Y varias más, que debieron realizarse por esa Comisión, se llevaron en otra instancia. Algunas de las del Cerro del Estropajo y los colectores construidos en populosas colonias, dejaron pingües y oscuras ganancias. Una de las líneas de investigación conduce al análisis de precios unitarios; a las pruebas de laboratorio y a las auditorías técnicas y financieras. Todas esas acciones conducen al eje Américo-El Chema-Cristo.

En la entrevista concedida a Palabras Claras por la síndica Ivonne Cisneros, que se publicó el día de ayer, la funcionaria desveló muchas cosas que confirman lo anterior y que se manejaban como rumor o como filtración en medios de comunicación. Queda claro que ella es la jefa de máquinas del buque de Hipólito y que nada la distrae.

Pero lo que debe entenderse son las entrelíneas que ha dibujado la segunda del Ayuntamiento, y que con seguridad arrojarán cifras de terror y de indignación para esos beneficiarios del americanismo. Terror o indignación, de acuerdo al papel que les haya tocado.

Esa es la funesta realidad que se acerca al entorno zuñiguista, y que sin duda perjudicará a su candidato a la gubernatura. Pepe Yunes habrá de comprender, aunque sea tarde, que la ignorancia no siempre protege al inocente. Sobre todo, cuando el poder político está en juego.

Una vez que se aclaren las paradas entre el ayuntamiento saliente y el entrante, Hipólito y Morena saldrán beneficiados. Y el PRI continuará en su imparable caída.

Y respecto a los que corrieron a los brazos de Yunes Márquez, su objetivo quedará en simple escaramuza. Tendrán este y los seis años posteriores para conseguir trabajo y cobrar los favores. Eso, siempre y cuando el yunismo vuelva a ganar la gubernatura.

Publicidad