Las condiciones actuales para el cambio de poderes en México no han sido favorables para las mujeres que tienen ambiciones políticas. Además de que muchas féminas han sido obligadas a cancelar sus aspiraciones y detener sus candidaturas a diputadas y senadoras en varios estados, se llegó al extremo de que la única que estaba contendiendo para la presidencia de la república este año, se hizo a un lado días antes del segundo debate oficial.

Debido a las injustas e inequitativas circunstancias, Margarita Zavala del Campo fue obligada a bajarse de la candidatura presidencial. De ese modo, el mencionado debate realizado en Tijuana, tuvo solamente a los cuatro candidatos varones.

En Veracruz, algo similar está ocurriendo en el ambiente político. La semana anterior, los medios de comunicación refirieron el inusitado regreso al Congreso Federal, que hizo María del Carmen Pinete, quien a pesar de los pesares, y al tiempo que cobrará sus sueldos, va a seguir como compañera de fórmula de Juan Nicolás Callejas Roldán en busca del senado por el PRI.

También desde la semana anterior, se han dado algunas muestras de que las cosas se le están descomponiendo a la única mujer que contiende estos meses por la gubernatura veracruzana, apoyándose en el Partido Nueva Alianza (PANAL).

July Sheridan (Miriam Judith González Sheridan), la candidata de este partido, se mostró desesperada y un tanto incómoda desde el debate oficial organizado por el Organismo Público Local Electoral (OPLE), la noche del viernes anterior, uno de los dos debates autorizados, y que por cierto, no logró buenas calificaciones de los observadores.

Tampoco el martes pasado, fue un buen día para la señora Sheridan. No se presentó a un encuentro con candidatos a la gubernatura que organizaron las cámaras empresariales en Xalapa.

Ante estos hechos, pudiera creerse que la candidata está pensando en un retiro decoroso, antes de caer en alguna situación extraña o impuesta por algún alto personaje. O también en una posible denuncia desde el partido MORENA.

Por qué se afirma esto. En primer lugar, los conocedores de la cosa pública, ya se están preguntando de qué oscuros orígenes pudo salir información detallada sobre una lista de propiedades de personas con apellido García que en ese debate del OPLE, la candidata del PANAL adjudicó a Cuitláhuac García y a sus familiares

Resulta evidente que este “gran descubrimiento” parece obra de algún egresado de derecho, recién titulado, que tiene acceso ilimitado a las dependencias que manejan el registro público de la propiedad. Habría que considerar que la estrategia deja mucho que desear, ya que dicho apellido, es tan repetido en México como podrían serlo otros (ejemplo Hernández, Pérez, González). ¿Puede confiarse en un listado así? ¿Acaso en el paso de los años, los familiares no pudieron hacerse de propiedades legítimas?

Otra de las situaciones, que evidentemente está sufriendo July Sheridan, es el poco respaldo que le están brindando personalidades que la impulsaron a esa candidatura. Se comenta en los cafés que los necesarísimos apoyos promocionales, fondos para movilización y utilitarios de campaña, están brillando, pero por su ausencia. Porque ni siquiera el célebre señor de las maletas quiere salir en su auxilio.

Por lo tanto, no resultaría raro, que esa notable ausencia en el encuentro convocado por el presidente del Consejo Coordinador Empresarial que encabeza Luis Palacios Macedo este martes, más que a un maltrato misógino (como alguien estuvo rumorando), obedezca a una decisión ya tomada por la señora Sheridan, semejante a la sorpresiva renuncia de Margarita Zavala.

En el caso de la señora Sheridan, su salida de la contienda demostraría tres cosas: primero, el grosero, injusto y desigual trato que ella recibe del sistema político estatal; segundo, el pésimo manejo que realiza algún personaje pala-ciego que no hace bien su encomienda; y tercero, que los que mandan, han decidido no echar dinero bueno a una causa que no produce ningún dividendo.

Sólo falta saber hacia dónde girará su mirada en esta elección. En su horizonte, seguramente vislumbra dos caminos.

Publicidad