En el gobierno de México el presupuesto de egresos viene expresado en billones de pesos. Para entenderlo, es necesario entender lo que significa esa medida, que puede ser aplicable a estrellas en el firmamento, a bacterias, a células o a moléculas. O en términos financieros, como es este caso, un billón de pesos equivale a un millón de millones de devaluados pesos mexicanos. 

En el diario oficial de la federación, cada año se publica el Decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). Para este 2019, el presupuesto supera los 5.8 billones de pesos (5,838,059,700,000).

De esa cifra, las dependencias federales con mayor asignación, son: SEP con 308 mil millones de pesos; Secretaría del Bienestar con 150,606; Salud con 124,266 y Defensa Nacional con 93,670 millones de pesos.

Algunos otros montos que llaman la atención son los siguientes: Para pagar la deuda pública, este año destinaremos 542, 962 millones de pesos. Para la pensión universal de los adultos mayores, serán 98,502 millones; para la beca universal a estudiantes de educación media superior, son 17, 280 millones. Y para fortalecer la cultura, la increíble y reducida suma de 12,894 millones de pesos.

El sueldo del Presidente de la república (que él quiere que sea el mayor, pero no lo dejan las reglamentaciones autónomas) es por 156,891 pesos, en términos de percepción bruta mensual, pero ya descontados los impuestos correspondientes, su remuneración mensual neta baja a 108, 656 pesos al mes.

Y qué es lo que dice el PEF sobre obras de infraestructura o apoyos etiquetados a Veracruz en este 2019. Muy poco, salvo la cifra de 1,492 millones de pesos para mantenimiento de carreteras y caminos. Parece mucho, pero no lo es, puesto que el pequeñísimo estado de Tlaxcala recibirá por ese concepto, un importe de 481 millones de pesos. 

Y si mencionamos el bajo presupuesto que el gobierno federal otorga a la cultura, encontramos algunos proyectos que serán apoyados en los próximos meses: 11.9 millones para la Cumbre Tajín; 3 millones de pesos para el proyecto “El color de mi tierra” en Sayula de Alemán; 1 millón de pesos para el evento de los 500 años (México-España) en el puerto de Veracruz; 1 millón de pesos más para realizar “Noches Bohemias en Tamiahua” y 1 millón 250 mil pesos para dos iniciativas culturales más. Entendamos de una vez que los temas como la cultura, la ecología y otros más de carácter humanista, deberán ser apoyados por los artistas, la sociedad, los sectores productivos y las familias.

Y hay un triste mensaje: Si el Gobierno del Estado no se aplica a reactivar la economía a través de la inversión pública y la construcción de infraestructura social, Veracruz sólo recibirá para mover su economía, el importe de los subsidios federales para becas a jóvenes y pensiones de adultos mayores. Y cada día dependerá más de las benditas remesas de sus paisanos en Estados Unidos. 

Un presupuesto federal billonario que solo tiene unos milloncejos para el sufrido y vilipendiado estado. En el horizonte jarocho, eso es todo lo que hay. 

Publicidad