Integrantes del movimiento de resistencia al pago de tarifas altas de energía eléctrica, aseguran que continuarán manifestándose todas las veces que sea necesario. El martes pasado un numeroso grupo de inconformes tomaron la carretera federal en la localidad de Cerro Gordo. Ese día, el dirigente Francisco Fernández Morales “El Potro”, ejemplificó a Palabras Claras el problema que indigna a los consumidores: “Por la misma cantidad de energía, cobran 700 pesos en Tabasco y 7,000 aquí en Veracruz.”

El disgusto social es grande ya que los pioneros del Movimiento de Resistencia “Chucho El Roto” llevan en la lucha 25 años sin haber conseguido la reducción de los precios de la CFE en los municipios calurosos, habiendo sufrido la persecución y el encarcelamiento de varios agremiados y del propio Francisco Fernández que estuvo recluido en Pacho Viejo por más de tres años. 

 “El Potro”, como lo conocen en el centro de Veracruz, inició la lucha social en el año de 1995 en la localidad de Trapiche del Rosario en el municipio de Actopan, Sus propios parientes han llegado a participar en las marchas y en los plantones. A la fecha, muchos de los jefes de familia se han opuesto a pagar los altos recibos de luz, porque de hacerlo, dejarían sin comer o sin escuela a sus hijos. Hasta ahora son cerca de 80 mil familias las que en diversos lugares se han llegado a manifestar y a inconformar, sobre todo en ciudades o municipios que presentan altas temperaturas en verano, como Veracruz, Cardel o Actopan.

El líder comunitario ha tenido satisfacciones y reconocimientos. Ha podido conseguir apoyos para sus agremiados e incluso llegó a ser diputado por el PAN cuando Felipe Calderón buscaba la presidencia. Pero cuenta El Potro que de ese personaje tiene malos recuerdos ya que Felipe no dio ningún apoyo al movimiento y ni siquiera lo recibió en Palacio Nacional. Por el contrario, en ese tiempo fue cuando lo persiguieron y encarcelaron.

Te puede interesar: EL POTRO RELINCHA: DEBEN BAJAR TARIFAS ELÉCTRICAS

De su paso por el reclusorio dice que tiene buenos recuerdos ya que la gente lo visitaba mucho y también algunos políticos. “Lo que allí descubrí, es que ni la cárcel ni la amenaza de que te encierren de nuevo, te quita las ganas y el coraje para seguir en una causa justa para beneficiar a la gente pobre.”

Como lo sostiene el líder de la resistencia, la principal demanda de los veracruzanos al gobierno federal, es que como ya hizo López Obrador en Tabasco, que también en Veracruz la CFE reduzca los precios de la energía eléctrica a los habitantes de ciudades y pueblos que sufren altas temperaturas. Más de cuatro millones de veracruzanos resultarían beneficiados con esa medida. Y que el mandatario recuerde que la nucleoeléctrica de Laguna Verde y varias instalaciones hidroeléctricas y termoeléctricas están en esta entidad federativa que surte el 12% de la energía nacional.

Los veracruzanos creen que la cuarta transformación podría comenzar con mejores costos de energía eléctrica y mayores condiciones de desarrollo y progreso para los habitantes del estado. AMLO tiene la palabra; falta su respuesta.

Publicidad