Las denuncias por acosos y hostigamientos sexuales al interior de la Universidad Veracruzana continúan proliferando, pese a las acciones anunciadas por la rectora, Sara Ladrón de Guevara, para atender este problema.

Incluso a la fecha la institución atiende 30 denuncias, mismas que se suman a las sanciones que ya se aplicaron en los últimos años.

Cabe recordar que, según las cifras sobre sanciones por acoso y hostigamiento sexual dentro de la institución, en los últimos 4 años se han ejecutado 11 rescisiones de personal.

A la par, también se han aplicado 11 suspensiones y diez amonestaciones, con un subtotal de 32 casos de sanciones.

La coordinadora de la Unidad de Género de la Unidad Veracruzana (UV), Beatriz Rodríguez Villafuerte, dijo que corresponderá a la dirección de cada facultad aplicar las sanciones correspondientes.

Durante el evento Protocolos de Atención y Prevención contra el Acoso y el Hostigamiento en la Administración Pública realizado en el Congreso del Estado, la funcionaria subrayó que cada caso se tiene que atender con responsabilidad.

“Ahorita están pendientes de resolución 30 casos que se han atendido, pero que también la coordinación de la Unidad de Género no tiene atribuciones para sancionar”, explicó.

Reiteró que la Unidad a su cargo no emite sanciones y es respetuosa de la máxima autoridad en cada entidad académica, que son los directores y las directoras.

“Entonces corresponde a ellos, junto con sus grupos colegiados, ya sea la junta académica, tomar las decisiones correspondientes a cada uno de los casos que se presenten. Pero tenemos que ser cuidadosos. El dicho de la víctima tiene importancia y un peso fundamental”, indicó.

En cuanto al Protocolo para Atender la Violencia de Género en la Universidad Veracruzana, recordó que todavía no está en funcionamiento, pues está sometido a análisis en las diferentes regiones de la Institución.

Publicidad