Xalapa, Ver.- El párroco Rafael González Hernández, aseveró que tras la muerte del Cardenal y Obispo Emérito de la arquidiócesis de Xalapa, Sergio Obeso Rivera, solo se han recibido muestra de cariño, gratitud y admiración hacia él.

Durante la velación del cuerpo de monseñor, en la Catedral Metropolitana de Xalapa a la que llegan cientos de feligreses, dijo llenarse de gozo por esas muestras de cariño.

“Pero me llena de alegría que la feligresía está con cariño y buenos recuerdos del señor Cardenal, por todo el pastoreo que él hizo por años al frente de la Arquidiócesis de Xalapa, él finalmente ha terminado su curso terrenal y creemos que está en la presencia de Dios”, dijo.

Agregó que el amor que le guardan los católicos a Monseñor Obeso Rivera es similar al que le profesaban a San Rafael Guízar, quien fue un pastor, que tenía mucha similitud con el cardenal. 

“En todos los sentidos estuvo presente siempre con su pueblo y entregó su vida mientras él fue arzobispo y ya después como Cardenal al servicio del pueblo, especialmente a los más sencillos y humildes”, dijo.

El sacerdote dio a conocer que la catedral se mantendrá abierta durante todo el lunes hasta la misa exequial y su sepultura en las instalaciones de la catedral de este miércoles al medio día.

Publicidad